scorecardresearch

La adjudicación del Hospitalito acumula retraso por 4 recursos

F. J. R.
-

La apertura de ofertas se realizó en octubre y desde entonces se han sucedido medidas cautelares por cuatro recursos de otras tantas empresas en dos lotes diferentes

Interior del Hospitalito del Rey tras la reforma por la que cerró sus puertas en 2005. - Foto: David Pérez

Las puertas del Hospitalito del Rey parecen condenadas a no abrirse. El histórico edificio cerró en 2005 para someterse a una profunda rehabilitación y, 18 años después, aún parece lejano en el tiempo que puedan volver a abrirse.

El qué uso dar al inmueble no es ahora el motivo de la dilatación tras años centrando el debate político, puesto que la Junta de Castilla-La Mancha resolvió hace tiempo que el Hospitalito iba a dejar de ser una residencia de mayores para pasar a ser un centro para personas con trastornos mentales graves. 

Ahora, la causa que mantiene bloqueado el proyecto de reapertura es burocrática, ya que el retraso se debe a que el proceso de adjudicación de los futuros servicios a prestar en el Hospitalito se ha visto interrumpido por hasta cuatro recursos en los últimos cinco meses.

La reapertura como residencia de salud mental salió a concurso público dividida en cuatro lotes. El primero de ellos correspondía a la  atención residencial, el segundo al servicio de limpieza y lavandería, el tercero a los trabajos de recepción y telefonía y el cuarto a la gestión de cocina. Los dos primeros son los que acumulan los recursos y son culpables de la paralización del proceso al estimarse, en varias ocasiones, la adopción de medidas cautelares.

El primer recurso sobre la adjudicación del lote 1 (atención residencial) se produjo el pasado 21 de octubre, y fue presentado por la empresa 'Aralia Servicios Sanitarios'. El motivo de la reclamación afectaba a los criterios de valoración referidos a la «experiencia de la empresa licitadora en la gestión y prestación de servicios de igual o similar naturaleza», considerando la empresa que su oferta no había sido puntuada correctamente.

El segundo reparo al proceso de adjudicación del servicio de atención residencial llegó el 16 de enero, cuando la empresa 'Grupo GB Residencias' interpuso un recurso contra la licitación del primer lote al considerar que no se puntuaba correctamente la titulación y experiencia técnica del equipo que iba a atender y gestionar la residencia.

La cuestión planteada por Grupo GB se resolvió en apenas cuatro días, pero el pasado 16 de enero llegó un tercer recurso a la adjudicación del llamado lote 1, esta vez por parte de la empresa 'Grupo 5 Acción y Gestión Social'.

En esta nueva interrupción en el proceso, los abogados de 'Grupo 5' querían demostrar que la Mesa de Contratación valoró las ofertas de «forma arbitraria», negándose la puntuación máxima de 15 puntos en el criterio 4 de adjudicación (plan de formación continuado del personal) frente a los 7,5 puntos que les concedieron.

Con esos 15 puntos 'Grupo 5' resultaría el vencedor de la adjudicación. Por eso aclararon que ellos ofrecieron 41 horas anuales de formación en ese punto. El pliego distribuía la puntuación en tres apartados diferentes: entre 21 y 30 horas anuales, con 5 puntos; entre 31 y 40 horas, con 7,5 puntos; y más de 41 horas, 15 puntos. Como la oferta de la empresa marca exactamente 41, y el documento ponía expresamente «más de», la Mesa de Contratación no les puntuó con la máxima nota.

'Grupo 5' entendía que es una interpretación arbitraria, y reclaman «un mínimo de comprensión lectora y simple sentido común» para ver el error, ya que «es evidente que 41 es una cifra matemática superior a 40».

Un mes mas tarde, el 16 de febrero, llegó la cuarto y hasta el momento último recurso al proceso de adjudicación, que esta vez ha tenido como objetivo el lote 2, correspondiente a la gestión del servicio de limpieza y lavandería de la futura residencia.

En esta ocasión al empresa reclamante es 'Empledis', que fue excluida del proceso de adjudicación al considerarse su oferta económica anormalmente baja.

La licitación sigue dilatándose en el tiempo, y de momento solo los lotes 3 y 4 (relativos a recepción y telefonía y gestión de cocina) son los que parece que van a culminar su adjudicación, mientras que los dos lotes de mayor cuantía se le están atragantando a la Mesa de Contratación.

La 'atención asistencial' del Hospitalito tienen un precio máximo de licitación de 2,1 millones de euros al año, frente a 754.066 euros de 'limpieza y lavandería, los 214.554 de 'recepción y telefonía' o los 621.408 de 'gestión de cocina'.