scorecardresearch

La pervivencia incierta del castillo de Villalba, en Cebolla

La Tribuna
-

La petición formulada por Juan José Archilla, vecino de Málaga, a las Cortes conmina a la Administración a realizar las actuaciones pertinentes para salvar a este hito patrimonial de la ruina que lo amenaza. Fue aprobada por unanimidad

El malagueño que trata de revivir al castillo de Cebolla - Foto: Ayuntamiento de Cebolla

El requerimiento planteado por Juan José Archilla, un vecino de la provincia de Málaga, respecto a los daños que avanzan por la estructura del castillo de Villalba ha activado la respuesta esperada. La Comisión de Peticiones y Participación Ciudadana de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado por unanimidad de los tres grupos parlamentarios con presencia en el Parlamento autonómico (PSOE, PP y Cs) el traslado de la petición del particular tanto al Ayuntamiento de Cebolla como a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. Serán las administraciones local y regional, cada una en el marco de sus competencias, las que evaluarán el estado de este hito patrimonial de titularidad privada.

En el escrito que ha dirigido a los representantes castellanomanchegos, Archilla ha lamentado «el evidente deterioro por falta de conservación del inmueble» e indicado los daños visibles «en una de las torres y en un muro». El demandante ha propuesto, incluso, la posibilidad de la expropiación forzosa si la salud del edificio continúa deteriorándose ante la pasividad de sus propietarios. La Comisión de Peticiones ha trasladado al Ayuntamiento y a Cultura esta demanda. «Que estudien el caso y planteen las actuaciones oportunas».

El representante de Cs en esta Comisión, David Muñoz Zapata ha alabado a Archilla como «ciudadano comprometido» y ha pedido ampliar el debate sobre «la protección del patrimonio cultural». Por su parte, la representante del PP, Lola Merino, ha impelido a «cuidar el patrimonio histórico» de Castilla-La Mancha. El socialista Iván Rodrigo ha ratificado el traslado de este asunto al Ayuntamiento y la Conserjería «competente». 

El castillo de Villalba fue construido durante la dominación musulmana de la península ibérica, probablemente entre los siglos XI y XII, sobre los restos de una fortaleza romana erigida para controlar y defender el paso de la calzada romana que unía Toledo con Mérida por la orilla izquierda del río Tajo. Restaurado en el siglo XII, pasó a pertenecer a los Templarios y, a partir del siglo XIV, a diferentes miembros de la nobleza.