Cuatro detenidos por intentar robar en un súper de Ugena

La Tribuna
-

La llamada de un vecino y la rápida actuación de los agentes de la Guardia Civil de Illescas, Esquivias y Seseña permitió evitar el robo. A los detenidos, con antecedentes delictivos, se les acusa de un delito de tentativa de robo con fuerza

El agente que recibió esta llamada alertó a la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Toledo. - Foto: La Tribuna

La Guardia Civil detuvo este domingo a cuatro hombres con edades comprendidas entre los 27 y los 33 años, por un delito de tentativa de robo con fuerza en las cosas. Todos ellos fueron sorprendidas intentando robar en un establecimiento de la localidad de Ugena y detenidos gracias a la llamada de un vecino que alertó de lo que estaba sucediendo al puesto de Illescas.
El agente que recibió esta llamada alertó a la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Toledo, que montó un dispositivo en las vías de accesos a este local con varias patrullas de Seguridad Ciudadana de la zona. Una vez allí, los agentes pudieron comprobar que la reja de una de las ventanas había sido forzada y que se escuchaban ruidos y golpes procedentes del interior.
Cuando se personó un vigilante de seguridad y la Guardia Civil se disponía a acceder, cuatro personas salieron huyendo saltando desde una terraza superior del local, siendo detenidas dos de ellas de forma inmediata y las otras dos a escasos metros cuando estaban intentando ocultarse agazapados entre un vallado y unos contenedores.
La Guardia Civil comprobó que estas personas, además de la reja y la ventana por la que habían accedido, también habían forzado otras cuatro puertas interiores.
Estos hombres, todos con antecedentes delictivos, fueron detenidos por la Guardia Civil por un delito de tentativa de robo con fuerza en las cosas, por lo que fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas.
La llamada del ciudadano y la rápida actuación de los agentes, que se desplazaron desde los puestos de Illescas, Esquivias y Seseña, permitieron evitar la consumación de este delito de robo. Actualmente la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo tiene la plantilla de personal cubierta casi en su totalidad, más del 90%.