scorecardresearch

Pablo Casado a la Policía Nacional: «No estáis solos»

Mario G. Gutiérrez
-

El presidente del Partido Popular estuvo ayer en la celebración del XII Congreso Nacional del Sindicato Unificado de Policía que se está celebrando estos días en Toledo

Casado se posicionó del lado policial frente a las medidas que pretende adoptar el Gobierno. - Foto: David Pérez

El XII Congreso Nacional del Sindicato Unificado de Policía tuvo  un impass en el desarrollo normal de la asamblea cuando, correspondiendo a la invitación, y al igual que otros representantes políticos, el presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, inauguró la jornada de ayer.

Casado empezó manifestando su apoyo al colectivo policial, y destacó que era necesario el refuerzo de la labor y mejora de la condiciones. Continuó explicitando su gratitud y la importancia de que los políticos apoyen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Dentro de un clima favorable, el líder popular exaltó el compromiso de apoyar porque «es lo justo», ya que «los que tienen que garantizar nuestra seguridad, también tienen que estar seguros».

Pablo casado tras felicitar a Juan José Alcalde junto a Paco Núñez y Joaquín RomeraPablo casado tras felicitar a Juan José Alcalde junto a Paco Núñez y Joaquín Romera - Foto: L.T.Recordó las agresiones a los policías y guardias civiles que se producen a diario, «entre 20 y 30 agresiones diarias se registran» dijo, aludiendo a que son «acalladas u ocultadas» mientras que «ejercen la defensa de los derechos y libertades de los españoles». 

La libertad, y las libertades de los españoles, fue un tema recurrente y mencionado con frecuencia en el discurso de un Casado que, acto seguido, confesó que «no está tranquilo» después de que Podemos diga que «va a ejercitar la influencia sobre la política de seguridad de España», recordando las agresiones y exaltaciones de la violencia contra el colectivo policial, que los españoles «no están protegidos cuando ERC quiere es expulsar a la Guardia Civil de Cataluña y que la Policía Nacional sea expulsada del centro de Barcelona», y que «los españoles no están seguros cuando Bildu, un partido heredero y un brazo político de los que asesinaron 506 policías y guardias civiles en su historia criminal, decide qué política tiene que seguir el Gobierno». Mostró también la disposición de su formación a «estar en este tipo de actos «cuando sumemos»; y cuando no, ceñirse simplemente «a la labor legislativa» confesó respondiendo a las demandas policiales. 

Discurso de libertades y partidos políticos que pudo recordar a periodo de comicios con el lema que llevó a Ayuso a ser gran vencedora de las elecciones en la Comunidad de Madrid, quién sabe si preparando el terreno para un futurible escenario electoral con una fórmula ya satisfactoria, que no implica que se hayan limado asperezas entre Génova y la Real Casa de Correos.

Procuró dar tranquilidad a los presentes con la certeza de la derogación de la reforma de la conocida como 'Ley Mordaza' y la concesión de algunas demandas, como mejores dotaciones materiales y blindaje frente a los atentados contra agentes de la autoridad y protección de su intimidad, aprovechando que el hoy ministro del Interior, en 2014 era vocal del CGPJ que validó la norma y que se encuentra avalada por el Tribunal Constitucional, para anunciar que «recurriremos a él si se aprueba» para derogar dicha reforma «cuando lleguemos al Gobierno».

Una mejora en las condiciones que reiteró en la conclusión junto  al refuerzo de la labor policial que llevará a una España más segura y una sociedad más «libre».

Tras Pablo Casado intervino la secretaria del sindicato, Mónica Gracia, quien en una breve alocución agradeció la presencia de Casado y pidió que «cumpla» sus compromisos con la Policía, y que si llegan al Gobierno «no se olviden» de ellos, porque ahí quedará patente que realmente les preocupa la función de la Policía, que «siempre ha estado cuando se les ha necesitado».

 

Casado departió con los líderes populares antes de comparecer en el auditorio. El presidente nacional del Partido Popular, hizo acto de presencia escasos minutos antes del inicio del acto. A su llegada, junto al presidente del partido en Castilla La Mancha, Paco Núñez y parte de su ejecutiva regional, tuvo la oportunidad de saludar al nuevo portavoz municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Toledo, Juan José Alcalde.

Casado transmitió su enhorabuena a Alcalde por su reciente nombramiento como portavoz de la formación, y quedó patente la buena sintonía entre ambos, como muestra la foto, radicada varias décadas atrás cuando ambos militaban en las Nuevas Generaciones populares.

Alcalde se encontraba acompañado por el vicesecretario de Organización provincial, Joaquín Romera, que también conoce la organización de la política municipal, pues fue concejal del Consistorio toledano durante varios años. Romera, acudió al acto en representación del presidente provincial Carlos Velázquez, quien por motivos laborales, no pudo acudir a mostrar su apoyo al colectivo policial, aunque quiso estar representado. De esta forma se pone de relieve la importancia que para Génova tiene Toledo y su provincia, pues desde el pasado mes de julio son hasta tres ocasiones que Casado la ha visitado.