scorecardresearch

El PSOE confía en una recuperación en duda por la oposición

J. Monroy
-

El equipo de Gobierno habla de «inversión histórica este 2022» mientras que los demás grupos critican que no supongan una reforma económica y recuerdan muchos asunto pendientes

El PSOE confía en una recuperación en duda por la oposición - Foto: Yolanda Lancha

Llega un 2022 en el que todo el mundo espera que por fin llegue el fin de la pandemia y la recuperación económica. En Toledo, no obstante, equipo de Gobierno socialista y oposición no ven las cosas de la misma manera. Para el primero, los presupuestos van a traer un despegue económico y la transformación de la ciudad. La oposición pone el acento en cuestiones como Vega Baja, accesos al hospital o POM, que ya se tendrían que haber solucionado hace tiempo, dudan que estos Presupuestos, tan basados en la obra, sean la solución y piden una verdadera modernización económica de la ciudad.

El equipo de Gobierno municipal espera en este 2022 que acaba de comenzar, «poder seguir trabajando, como hemos hecho hasta ahora»  sin ninguna sorpresa meteorológica que provoque problemas de movilidad y «que la ciudad se venga comportando como hasta ahora en la responsabilidad individual de las personas y también como ciudad en su paulatina recuperación económica en 2021, que nos va a permitir que 2022 sea el crecimiento, para terminar esta legislatura en mejores condiciones que cuando comenzó».

Así lo explica la portavoz municipal, Noelia de la Cruz, quien apunta también varios grandes retos para este año. Impulsar el crecimiento y poner en marcha el mayor paquete de inversión de la historia, con 18 millones de euros en obra pública, son los objetivos de las importantes cuentas, de 115 millones de euros, que el Gobierno ha puesto sobre la mesa para 2022. Se trata de una cantidad importante de dinero «que se va a poner al servicio de la ciudad y de sus vecinos». Se invertirá en actuaciones y obras necesarias en todos y cada uno de los barrios, que quieren transformar la ciudad, respetando siempre su pasado y su legado, en calles, plazas, edificios públicos, instalaciones deportivas, zonas verdes o espacios infantiles. En ese sentido, De la Cruz pide «altura de miras y responsabilidad a todos los Grupos que formamos parte de este Ayuntamiento porque creo que la ciudad se merece que, de una vez por todas, se dejen a un lado los intereses partidistas y que se pongan de lado de los vecinos, porque estas inversiones son necesarias y porque estos 15 millones de euros van a permitir sacar el máximo rendimiento al gran potencial de desarrollo que ha demostrado tener esta ciudad». Su reto es trabajar para propiciar estas condiciones necesarias para propiciar nuevas oportunidades de empleo y de desarrollo económico, en un crecimiento justo, solidario, inclusivo, verde y transformar poco a poco la ciudad.

De la Cruz destaca que estas son inversiones, como ya ha explicado Milagros Tolón, se van a desarrollar en toda la ciudad y en todos los ámbitos, deportivo, de regeneración urbana, para las nuevas oportunidades de empleo y la cultura. «Lo que sí quiero destacar es que son inversiones absolutamente necesarias», explica. Serán posibles gracias a un préstamo que ha sido posible «gracias a una situación buenísima, porque llevamos desde 2015 haciendo una gestión económica muy eficaz y muy prudente, que nos ha permitido amortizar en seis años cincuenta millones de euros de deuda, y sin subir impuestos, al contrario, bajándolos, sin despedir a nadie y mejorando la calidad de los servicios públicos». Esa buena gestión económica es la que ha puesto a disposición de los vecinos el dinero.

partido popular

Desde el PP, Juan José Alcalde insiste en su deseo de que este 2022 sea, más allá del año de la salud, un año en el Ayuntamiento de Toledo de acuerdos en lo político, porque «Toledo no puede esperar más para arrancar». A su juicio, la pandemia ha dejado dos lecciones, como son que los ciudadanos quieren ver unidos a los políticos, y que Toledo no puede vivir solo del turismo. Para el PP, «Toledo nos debería unir a todos», a su juicio, «aquí los 25 concejales somos compañeros de Corporación y por lo tanto, tenemos todos las mismas ganas todos de sacar cosas por el bien de Toledo». De ahí que «deberíamos todos trabajar en equipo». El problema es que «el PSOE es una pared donde rebotan todas las propuestas, aunque luego muchas de esas propuestas las asume como suyas unos meses después. Entonces vamos llegando tarde sistemáticamente por no hacer caso, que no pasa nada, a buenas ideas que vengan de otros partidos que no son el PSOE». Alcalde recuerda algunas «buenas propuestas» del PP y de otros partidos que el PSOE ha votado en contra, como la comisaría de Policía Local en el Polígono. Dado que de esta forma el Ayuntamiento está llegando tarde a muchas cuestiones, y este año «el PSOE debe superar este tema partidista, mirarnos a todos como compañeros y sacar las mejores cosas adelante, las proponga quien las proponga, porque los ciudadanos quieren que se hagan las cosas bien». Su intención desde el PP es seguir proponiendo cosas que creen buenas para la ciudad, «aunque nos lo sigan negando y en muchos casos luego las asuman como si fueran cosa suya, aunque tarde».

A partir de ahí, Alcalde insiste en que la industria principal de Toledo no puede ser el turismo, como se ha demostrado en pandemia. Habrá que hacer este año un Toledo más atractivo para las empresas. Es una ciudad en el centro de España, a 70 kilómetros de Madrid, perfectamente comunicada, «y tenemos que poner al servicio de las empresas un Toledo atractivo en materia de infraestructuras, de suelo industrial, inversión e impuestos. Si no, es complicado que vengan y se irán a otro sitio, como está pasando».

El reto para este año es para Alcalde «que se desatasquen muchos temas que llevan quince años atascados, como Vega Baja, las infraestructuras del Hospital, Palomarejos, el Hospitalito del Rey, Quixote CREA, cuartel de la Guardia Civil o recinto ferial, tantos temas que hay que dar pasos de gigante». Porque si hay tantas cuestiones atascadas desde hace quince años, «esperamos que este sea el último con Gobierno socialista, si los ciudadanos así lo quieren, pero que haga algo».

IU-Podemos

Este 2022 llega, recuerda desde IU-Podemos Txema Fernández, después de un año que todavía ha sido de pandemia y en el que se han tenido que soportar los efectos de un cambio climático cada vez más evidente y temperaturas extremas en invierno y verano. Son procesos que no controlan los gobiernos locales y aún así, el de Toledo «ha salido bien». Sus críticas han venido por la planificación política. A partir de ahí, desearía que este año 2022 sea de consolidación, «aunque mucho nos tememos que no va a ser así».

Viendo los Presupuestos municipales, apunta Fernández, «nos tememos que la consolidación para este equipo de Gobierno pasa únicamente por hacer obra pública». De hecho, el crédito de 17 millones a pagar en dos años y que también podrá ejecutarse el próximo ejercicio, ya electoral, «no va a ir para transformar la ciudad, sino para mantener una ciudad que va envejeciendo poco a poco y que necesita esa inversión, pero eso no es un proyecto de ciudad nuevo». La pandemia, a su juicio, ha enseñado que si no se plantean nuevos modelos de desarrollo, o todo se repetirá en la próxima crisis. El problema es que «con los Presupuestos que ha presentado el equipo de Gobierno, Toledo no se ha planteado ningún modelo distinto de desarrollo de ciudad, solo obra pública, que es necesaria, y turismo». Volverá, por lo tanto, el modelo del tren y el autobús turístico y de masificar las calles del Casco sin respeto a los vecinos. No se revierten servicios públicos y no hay transformación, es el mismo modelo.

El reto para Fernández este año es que haya una normalidad institucional en el Ayuntamiento con los grupos de la oposición, que no se tengan que enterar de todo lo importante por la prensa. No tienen ni el proyecto de ordenanza para los pisos turísticos, ni información del POM. Solo hay normalidad en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, de ahí su éxito. El resto, «parece que hay que ocultarlo todo», no se publican ni las actas de la junta de Gobierno. La normalidad institucional puede ser la clave para buscar el consenso que pide el Gobierno, «porque qué quiere usted consensuar conmigo si no lo conozco». En ese sentido, por ejemplo, ha alegado IU-Podemos a los presupuestos que se publiquen los contratos menores del Ayuntamiento.

En cuanto a los proyectos de ciudad, Fernández reitera que se debe tender de una vez hacia un modelo industrial en Toledo, con movilidad para mercancías industriales.

ciudadanos

Cs, explica Araceli de la Calle «espera que este año no sea otro año perdido, como todos los que llevamos esta legislatura con Milagros y que, por una vez, se afronten problemas que llevan muchos años enquistados en la ciudad y que se dé respuesta también a las demandas de los vecinos». Se refiere a cuestiones que deberían abordarse este año, como Vega Baja, el POM, el Plan de Movilidad, las demandas históricas de los consejos de participación o las conexiones con el nuevo hospital. A la portavoz naranja le gustaría que el presupuesto que ha presentado el equipo de Gobierno no tuviera un carácter preelectoralista, sino que dé respuesta a estos problemas. A su juicio, los Presupuestos son ambiguos en cuanto a las inversiones a realizar con más de nueve millones de euros, que no se detallan, y espera que vaya en el sentido de las carencias, «no que se dedique a asfaltar calles y hacer obras de cara a las próximas elecciones». Por esa razón, Cs va a presentar cuarenta alegaciones a los Presupuestos, enfocadas a resolver «esos temas históricos, acuerdos de Pleno pendientes, el arbolado de la ciudad y a los consejos de participación, que desde hace años no ejecuta temas enquistados».

De la Calle insiste, sobre todo, en la necesidad de abordar este año una renovación de arbolado en la ciudad. Ha sufrido muchos desperfectos con Filomena y Dana y le parece necesaria, por lo tanto, una «apuesta fuerte de un millón de euros en este sentido». También se acuerda de Vega Baja «y si el POM viera por fin la luz, que aunque es imposible que se apruebe esta legislatura, vislumbremos por fin un modelo definitivo de ciudad, que se convoque el Consejo Social, como se ha aprobado el Pleno, para decidir hacia dónde queremos crecer y cómo queremos que sea Toledo en el futuro». Este sería su objetivo principal.

vox

Finalmente, VOX entiende que lo importante en este año 2022 es que vaya revirtiendo la situación sanitaria «y volvamos a la normalidad anterior y se remonte la crisis en la que nos encontramos». Así lo explica la portavoz María de los Ángeles Ramos, para quien es «triste y lamentable que sigan sin darse cuenta los que nos desgobiernan de la situación en la que van a dejar al país como continúen así». Porque «niegan y cierran los ojos a las colas del hambre, la crisis energética por la subida de la luz, y la cantidad de gente que tiene que elegir entre calentar su casa o llenar la cesta de la compra».

En este ámbito, Ramos se hace eco de quienes preguntan dónde está el millón de euros de ayudas que tantas veces ha anunciado Milagros Tolón, «¿con 500 euros se cree que un empresario puede sacar adelante su negocio? Es inviable». A su juicio, deberían llegar indemnizaciones como en el resto de Europa.

Sin embargo, Ramos se teme que los Presupuestos municipales «vuelven a no reflejar la realidad de lo que está sufriendo el toledano, anuncian a bombo y platillo 115 millones de euros y no vemos las ayudas a los autónomos, a las familias, esas ayudas para crear empleo y salir de la crisis». No hay ayudas sociales, ni infraestructuras, porque ni siquiera hay un POM que planifique y comunique la ciudad, con barrios más cómodos; solo hay planes que no se comunican a la oposición, que se tiene que enterar por la prensa. Hay un préstamos «que vamos a empezar a pagar cuando, si dios quiere, se vayan del Ayuntamiento en 2023».

En el mismo sentido, Ramos pide como objetivo para este año «a ver si somos capaces de conseguir que saquen un POM, ese que lleva siete u ocho años guardado en el cajón» y también queda en herencia para el siguiente.