Cospedal anuncia la legalización de otros 1.500 pozos en el Alto Guadiana

Luis J. Gómez / Toledo
-

La Confederación Hidrográfica también legalizará otros 8.500 pozos menores de la zona toledana de Lillo, Quintanar, Consuegra y Villacañas.

La consejera de Agricultura acompañó a Cospedal en la reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana. - Foto: Víctor Ballesteros

La presidenta de Castilla-La Mancha avanzó ayer una nueva tanda de legalizaciones de pozos en la zona del Alto Guadiana, en la zona noreste de Ciudad Real. Cospedal pudo hacer este anuncio después de que así se lo confirmar el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, José Díaz Mora, con el que mantuvo  una reunión de trabajo en Toledo.  «En los próximos meses vamos a poder ver otros 1.500 pozos también regularizados en el Alto Guadiana», aseguró. Estos 1.500 nuevos pozos legales se sumarán a los 2.030 que ya se han normalizado a la fecha.
Entre los pozos legalizados y los que se van a legalizar, en total se va a superar la cifra de los 3.500. Yeso que la tarea no es fácil, pues la Confederación Hidrográfica tiene que legalizar estos pozos de agricultores consiguiendo que en todo caso no se produzca una merma de agua en unos acuíferos tradicionalmente deficitarios. Además, se encuentran en una zona con importantes reservas medioambientales vinculadas al agua como son Las Tablas de Daimiel y las Lagunas de Ruidera.
Cospedal dio fe del trabajo arduo que comporta hacer estas legalizaciones. «El presidente de la Confederación me ha constatado cómo lleva trabajando en un asunto tan complicado, que llevaba tanto tiempo para resolverse», confirmó. No solo dio fe del trabajo realizado, sino también de las garantías medioambientales que se están tomando. «Todo esto se hace respetando, cuidando y trabajando por la mejora y defensa del Medio Ambiente y de nuestro dominio público hidráulico», aseveró.
La presidenta autonómica admitió que resolver esta problemática de los pozos ilegales era fundamental para el campo de esta zona de la región. «Es una cuestión que preocupaba a los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha», expuso.
Desde la Confederación Hidrográfica del Guadiana también confirmaron ayer a Cospedal que van a legalizar 8.500 aprovechamientos o pozos de menos de 7.000 hectómetros cúbicos. También corresponde al Guadiana, pero esta vez en la zona sureste de la provincia de Toledo. La presidenta de Castilla-La Mancha precisó que se legalizarán en los términos municipales de Lillo, Quintanar de la Orden, Consuegra y Villacañas. Además la presidenta autonómica garantizó que estas legalizaciones se harán con relativa celeridad. «El presidente me ha señalado que están trabajando a un ritmo muy intenso», expuso al terminar la reunión. Calculan que estas legalizaciones de los pozos menores estarán resueltas antes de que termine el año.  

Las Tablas respiran.

Otro de los puntos que trataron en el encuentro fue el estado de Las Tablas de Damiel. Cospedal indicó que hay buenas noticias, algo que también han comprobado todos los visitantes que ha recibido este parque nacional en los últimos tiempos. «Las Tablas se están recuperando», señaló la presidenta de Castilla-La Mancha, que recordó que no hace mucho se veían prácticamente secas. La última vez que Las Tablas afrontaron una situación crítica fue en otoño de 2009, cuando se detectaron fuegos subterráneos. De hecho, entonces hubo que activar un trasvase de urgencia desde el Tajo-Segura a este humedal.
Cospedal se felicitó ayer de que estos tiempos duros para Las Tablas hayan pasado.No obvió que gran parte de la culpa la tiene el tiempo. «Nos ha favorecido la situación meteorológica y atmosférica», admitió Cospedal. Pero también quiso recalcar que en la recuperación de Las Tablas «una buena política hidráulica tiene que ver con ello». Cospedal aprovechó para no escatimar elogios a este enclave natural:«Tenemos un parque nacional maravilloso, que es una reserva medioambiental de primera categoría a nivel internacional».

Escépticos en el PSOE.

Desde el PSOE se mostraron ayer escépticos ante el anuncio de las legalizaciones de pozo por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana. El presidente de los socialistas en Ciudad Real, José Manuel Caballero, lo  calificó incluso de «tomadura de pelo». Dijo que el Gobierno actual tenía estos expedientes «retenidos» desde hace tres años.