scorecardresearch

Tirado reivindica la «cultura del consenso»

Javier D. Bazaga
-

El único expresidente de las Cortes del PP llamó a los presentes a aparcar el ruido y a hacer política constructiva, aunque aclaró que no está reñido el diálogo y el consenso con pelear por las ideas de su propio partido

Los distintos presidentes de la Cortes de Castilla-La Mancha posan junto al retrato de Vicente Tirado, felicitado por Emiliano García-Page. - Foto: Carmen Toldos

Vicente Tirado Ochoa ya es parte de la memoria democrática de Castilla-La Mancha. Su retrato ya cuelga de las paredes de las Cortes regionales como uno de los más firmes defensores de «la política humana» y de la «cultura del pacto, del diálogo y del consenso».

Así lo reivindicó durante el acto en el que se descubrió su retrato y se le homenajeó como presidente de la Cámara autonómica durante la VIIILegislatura. «Reivindico el lado humano de la política, porque se puede ser adversario político, pero se puede ser amigo» dijo.

También en lo que atañe al diálogo, «tender puentes y acercar posturas» que defendió no como una debilidad. «Para sumar en política hay que renunciar, y se multiplican los efectos positivos».

En este punto, puso de manifiesto la lealtad que en ocasiones hace falta desde la oposición para poder avanzar en acuerdos con un simple gesto: «no molestar». «No poner trabas desde la oposición», lanzó en el salón de plenos de las Cortes abarrotado de representantes políticos de todos los rincones de la región. «El ruido nunca es bueno», por lo que llamó a propios y ajenos a «huir del cortoplacismo táctico y no pensar en las próximas elecciones sino en las próximas generaciones». Un requerimiento a poner las luces largas para tener otros 40 años de prosperidad en la Comunidad en la que tantos años ha servido. «Lo que no diseñemos ahora no podrá ser una realidad en el futuro», advirtió, y apeló a la Transición como el «foco que nos alumbre los próximos 40 años». Concordia, palabra, acuerdo y bondad son ya su legado.