España espera que la CE apruebe su plan de recuperación en junio

EFE
-

El Ejecutivo, que enviará el documento a Bruselas a finales de abril, incide en que el país "es probablemente el que está más avanzando en la elaboración del mismo", en comparación con el resto de Estados miembros

España espera que la CE apruebe su plan de recuperación en junio

El Gobierno español enviará antes del 30 de abril su plan de recuperación formalmente a la Comisión Europea (CE) y espera que este sea aprobado en junio, con lo que prevé que en el segundo semestre del año empiecen a llegar las primeras transferencias directas del fondo de recuperación, según dijo la vicepresidenta Nadia Calviño.

En declaraciones a los medios tras la reunión por videoconferencia del Eurogrupo, la también ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital aseguró que están "trabajando muy intensamente" para que "cuanto antes" el Consejo de Ministros apruebe formalmente el plan y sea enviado a Bruselas en el mes de abril.

Incidió en que "España es probablemente el país que está más avanzando en la elaboración del mismo" y señaló que se están utilizando estos últimos días antes de remitirlo a Bruselas para "terminar de trabajar los flecos que quedan pendientes" y finalizar con la Comisión detalles que tienen que ver con el calendario o las estimaciones de costes "que son cuestiones de detalle pero muy laboriosas".

España espera recibir en junio el visto bueno de la Comisión Europea, que tiene dos meses para evaluar los planes, tras lo cual el Consejo (los Estados) tienen otro mes para dar su visto bueno.

La vicepresidenta señaló que en la reunión de ministros de Economía y Finanzas de toda la UE que se celebra tras el Eurogrupo "bastantes Estados miembros", incluida España, insistirán en la "necesidad y urgencia de que se aprueben lo antes posible los planes de recuperación" porque se necesita ese estímulo económico cuanto antes.

España espera recibir en el segundo semestre los primeros pagos de los alrededor de 140.000 millones de euros que le corresponden del plan entre subvenciones y prestamos para financiar las reformas e inversiones del plan.

Calviño indicó que esperan "empezar a recibir transferencias en el segundo semestre del año en curso y ya desde 2022 empezar a movilizar también los créditos para financiar distintas iniciativas del plan" como los fondos de inversión o de apoyo a la solvencia empresarial.

Recordó que una vez aprobado el plan por la UE los países tienen derecho a un primer anticipo de su asignación (un 13 %, en el caso de España unos 10.000 millones de euros) y consideró que "no habrá ninguna duda sobre la conveniencia de hacer un primer desembolso parcial a España".

A partir de ahí, los pagos se efectuarán dos veces al año si se van cumpliendo las metas del plan.

La vicepresidenta insistió en todo caso en que el despliegue del plan no depende de que lleguen los fondos comunitarios puesto que los Presupuestos Generales del Estado de 2021 ya contemplan 27.000 millones de euros para este fin, que se obtendrán vía endeudamiento.

"No nos hemos parado esperando a que lleguen los fondos comunitarios. Tenemos un marco financiero y un marco legal aprobados en diciembre del año pasado que nos permite que ya hayamos dado los primeros pasos para el despliegue efectivo del plan recuperación ya en el curso del año", dijo Calviño, quien señaló que los ministerios ya vienen trabajando en estas iniciativas.

 

Bruselas confía en aprobar primeros planes de recuperación antes de verano

La Comisión Europea (CE) afirmó este viernes que su objetivo es que "algunos" de los planes nacionales que los Estados miembros deben enviar a Bruselas para recibir los fondos de recuperación estén aprobados antes de las vacaciones de verano.

De ese modo, esos países recibirían en verano el adelanto del 13 % de los fondos que les correspondería cuando se aprueben sus planes.

"Nuestro objetivo es lograr la aprobación de al menos algunos planes con la prefinanciación del 13 % antes de la pausa de verano", declaró el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en la rueda de prensa posterior a la videoconferencia de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo).

Reconoció que esa meta "es desafiante", puesto que los veintisiete Estados miembros deben ratificar en sus países la legislación que permitirá a la Comisión endeudarse en los mercados para financiar el fondo de recuperación de 800.000 millones de euros y poder realizar después los desembolsos, pero consideró que la Unión Europea (UE) va "realmente por el buen camino".

Diez países no han ratificado aún esta legislación y preocupa sobre todo la situación en Alemania, donde el proceso está paralizado a la espera de que se pronuncie el Tribunal Constitucional.

Además, para que los países puedan recibir los fondos deben enviar formalmente sus planes de reformas e inversiones y recibir luz verde de la UE. 

"Ningún plan nacional de recuperación y resiliencia se ha enviado hasta ahora. Creemos que los recibiremos en las próximas dos, tres o cuatro semanas para la gran mayoría de Estados miembros", comentó Gentiloni.

España, Portugal, Grecia y Francia "están en la primera línea de salida" y se espera que sean "los primeros que presenten formalmente sus planes". 

Los 800.000 millones de euros (750.000 millones en precios de 2018, usados como referencia al pactarlo) del fondo comunitario se quedan lejos de los 1,9 billones de euros del último plan de Estados Unidos.

Sin embargo, Gentiloni pidió "no subestimar" la reacción de la UE que fue "igualmente fuerte".

En ese sentido, consideró que la UE cuenta con "el doble de estabilizadores automáticos" que Estados Unidos y "un uso mucho mayor de las garantías públicas", lo cual fue "muy importante para evitar bancarrotas y el auge del desempleo".

"Cuando veo el conjunto de medidas que están ahí, estabilizadores que son amplios, fuertes y fueron desplegados con velocidad, combinados con medidas nacionales que se fortalecen y modifican a medida que avanzamos el año, combinadas con el fondo de recuperación, ésta es una respuesta sólida de la eurozona, de la Unión Europea", comentó el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe.

Donohoe afirmó que su sensación es "de optimismo para los próximos meses".

"La vacunación se está acelerando y ya estamos viendo señales alentadoras en algunos de nuestros datos económicos debido a nuestro esfuerzo de vacunación y más allá", dijo.

Por otro lado, en el Eurogrupo de hoy los ministros debatieron sobre cómo hacer converger las diferentes legislaciones nacionales en materia de insolvencia, un tema que gana relevancia ante el aumento de quiebras empresariales por la pandemia.

Donohoe afirmó que el debate mostró "apoyo adicional" para más medidas no legislativas que ayuden a la convergencia.