«Fuimos buenos en manejar el tramo final»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Roberto Aguirre, está contento por cómo su equipo supo madurar el partido ante el Azuqueca, ya que no les vio nerviosos ni ansiosos a pesar de no adelantarse

«Fuimos buenos en manejar el tramo final» - Foto: Yolanda Lancha

Roberto Aguirre hace buen balance del primer encuentro liguero del CD Toledo, que acabó con victoria por 1-0 frente al CD Azuqueca. El técnico asturiano reconoció que esperaba esas inquietudes del estreno  y acabó muy satisfecho porque a sus jugadores no les pudo la ansiedad en los últimos minutos.
«Intentamos atacar siempre con orden y estuvimos estables; pensaba que no marcar nos podía precipitar, pero fuimos buenos en manejar ese tramo final, esperando nuestro momento», aseguró. Esa satisfacción por «cómo supimos madurar el encuentro» le resulta también positiva porque enfrente había un rival «con mucho orden» y, a pesar de que el cuadro verde dispuso de cierto dominio, «nos costó generar situaciones de gol», como añade.
De ahí que crea «importantísimo» que «no nos frustráramos por no marcar pronto», pues considera que «tener tranquilidad y continuidad en los intentos, te lleva a situaciones más favorables». En cualquier caso, Aguirre vio una primera parte «con inquietudes», y no solo se refiere al contrario sino también a las de uno mismo, ya que «cuando empiezas la competición hay un salto grande y otro estímulo que no está en pretemporada».
Álvaro Antón se quedó fuera de la convocatoria por problemas estomacales, mientras que el técnico verde optó porque Pituli y Rubén Moreno iniciasen desde el banquillo porque arrastraban molestias en el tobillo. Roberto Aguirre reconoció que la posición en la que más le ha convencido Fran Sabaté es en la mediapunta porque «tiene ese punto de talento y calidad que puede ser decisivo y ofrece mucho en ataque», aunque recordó que, durante el partido, pasó a la banda y acabó jugando como mediocentro.
Asimismo, el técnico del equipo toledano también se refirió al debut con el primer equipo del canterano Álex Martín, que sustituyó en la primera parte al lesionado Esparza. «Se ha hecho un hueco y nadie le ha regalado nada; fue el primer cambio pero podía haber sido titular», explicó Aguirre. Además, añadió que, «aunque salió frío, fue de menos a más». Desde su puntos de vista, «sabe que tiene una oportunidad y no está presionado, por eso tiene ese punto de tranquilidad que le hace jugar con madurez».
El preparador asturiano se alegró porque pueda volver el público al Salto del Caballo y deseó que «ojalá entre más gente sin correr ningún riesgo». Por la mañana acudió al derbi provincial entre el CD Illescas y el CD Torrijos, disputado en Yuncler. Los rojiblancos son el siguiente rival del CD Toledo. «Se vio un alto nivel competitivo y mucha igualdad», reconoció. Además, Aguirre concluyó que le apetecía ver al cuadro de Fran Sánchez «desde fuera» porque hay que recordar que ya se midieron ambos conjuntos en el Trofeo Junta hace unas semanas.