scorecardresearch

IU recibe respaldo para que Toledo entre en la Red Innpulso

M.G
-

La propuesta de IU-Podemos convence a los grupos, salvo a Vox.El PSOE ve adecuado dar el paso ahora que se celebra la efeméride de Alfonso X, un rey ligado «a la ciencia»

IU recibe respaldo para que Toledo entre en la Red Innpulso - Foto: Yolanda Lancha

«Toledo necesita políticas tanto grandes como pequeñitas». Es la frase que soltó el portavoz de IU-Podemos, Txema Fernández, durante la intervención de la moción que presentó sobre la posibilidad de que Toledo opte a convertirse en una 'ciudad de ciencia e innovación', la distinción que puede abrir la puerta a optar a fondos europeos a través de la 'Red Innpulso' para destinarlos a proyectos innovadores. Tras escuchar las críticas de María Ángeles Ramos, portavoz del Vox, sobre la falta de iniciativa municipal en este sentido, dejó caer que el Ayuntamiento debe continuar con iniciativas relacionadas con la digitalización y considera que la ciudad se encuentra en un buen momento para subirse a este tren y traer más ayudas económicas procedentes de la Unión Europea.

A Fernández no le costó mucho convencer al equipo de Gobierno   y a los grupos, salvo a Vox, de la necesidad de ir de la mano en este sentido y, sobre todo, «de que Toledo está capacitado para coger el testigo de la innovación»  para lograr buenos proyectos digitales que ayuden a modernizar los servicios públicos y a ofrecer iniciativas  ligadas a la innovación útiles para la ciudadanía. En este caso, la concejala de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Mar Álvarez,  subrayó el interés del Ayuntamiento «en cualquier avance tecnológico», aunque también recordó que la administración municipal «no tiene competencias» en este campo como respuesta a las críticas de  Vox y del PP sobre la pasividad del PSOE en este tipo de proyectos.

Además, Álvarez sostuvo durante su intervención que la oportunidad encaja en un año tan ligado al VIIICentenario del Nacimiento de  Alfonso X 'El Sabio', un monarca «muy ligado a la ciencia».

Por parte de Ciudadanos, Julio Comendador aprovechó para recordar que la moción presentada por IU-Podemos no es nueva porque su grupo propuso algo semejante hace cuatro años y no obtuvo el respaldo del Pleno. Si bien, insistió que su formación apuesta por lograr acuerdos conjuntos y «tender la mano» para que la ciudad avance gracias a iniciativas y proyectos que pueda poner en marcha el Ayuntamiento. Pero no quiso terminar sin hacer alusión al acuerdo entre el PSOE y el concejal no adscrito, Luis Miguel Nuñez, para sacar adelante las ordenanzas fiscales, y dejó caer que no es el ejemplo de colaboración que plantea Ciudadanos. «En este caso se han puesto en contacto con usted porque les hacía falta».

El PP también votó a favor de la  moción, pero Amparo Granell dio un tirón de orejas al equipo de Tolón porque tiene claro «que no tiene estrategia sin ella la ciencia y la innovación se quedarán en un deseo».

Por tanto, la portavoz de Vox, la más crítica, fue la única que se abstuvo. Explicó que la moción de IU-Podemos «era un caramelo envenenado» y entiende que es mejor no optar a distinciones ni a formar parte de redes de innovación «para no hacer el ridículo».

Moción de Vox. El amianto es un tema sensible en el Ayuntamiento de Toledo y la moción que llevaba Vox creo cierta polémica por las soluciones que se planteaban para acabar con este grave problema medioambiental que tanto afecta al barrio. Maria Ángeles Ramos, quiso que el equipo de Gobierno explicara si  las inundaciones del pasado mes habían agravado el problema del amianto en el barrio o no, pero más allá considera que el Ayuntamiento tiene que tomar partido y ayudar a buscar una solución definitiva a este grave problema. Por tanto, propuso el encapsulamiento de los restos, una iniciativa llamativa que no gustó nada a la bancada del PSOE.

Al respecto, la portavoz del Ayuntamiento, Noelia de la Cruz, invitó a Ramos a retirar parte de la moción, concretamente la posibilidad de crear depósitos para albergar el material, puesto que la administración municipal no está dispuesta a consentir que se creen «sarcófagos» en el Polígono.

«En Vox se visten de fiesta y no saben a la fiesta que van», insinuó de la Cruz durante su intervención, en relación a las competencias de cada una de las administraciones y al trabajo realizado por el Ayuntamiento en los últimos años. A pesar de que finalmente Ramos aceptó una transacional, la moción se quedó en el tintero por 14 votos en contra. Por su parte, el portavoz de IU-Podemos, Txema Fernández, mostró su enfado por el hecho de que Ramos diera a entender que el movimiento vecinal del Polígono  «es una marioneta del equipo de Gobierno».