scorecardresearch

Talavera, a los pies de sus olímpicos

Leticia G. Colao
-

Sandra Sánchez, Paco Cubelos y Fernando Alarza han recibido el mayor de los agradecimientos de su ciudad y sus vecinos. Emoción y orgullo mutuo entre los más grandes del deporte talaverano y una Talavera completamente rendida a su esfuerzo y humildad

El cielo amenazaba lluvia pero finalmente dejó vía libre al homenaje que la ciudad de Talavera ha brindado hoy a sus tres Olímpicos. Orgullosos y emocionados, Sandra Sánchez, Paco Cubelos y Fernando Alarza se dejaron llevar y prácticamente fueron en volandas sobre los cientos de vecinos que, agradecidos, devolvieron lo recibido durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Los deportistas partieron del Parque Comercial El Golf a las 19,15 horas. Lo hicieron en coches descapotables, luciendo bandera y acompañados de un gran grupo motero, que dejaban constancia de la llegada de la ‘caravana olímpica’. Numerosos ciudadanos saludaban desde las calles y paraban durante el recorrido para agradecerles, bajando incluso de sus vehículos, y demostrando que lo que han hecho «ha sido muy grande».

La emoción fue mucho mayor cuando hicieron su entrada en la plaza de Pan, lugar en el que iba a celebrarse el acto de agradecimiento de toda una ciudad, la que les ha visto crecer y llegar a lo más alto de sus respectivos deportes. Se desató la locura. Allí esperaban familiares y amigos, políticos y multitud de ciudadanos, junto a los niños y jóvenes para los que sirven de espejo en un futuro no muy lejano.

Talavera, a los pies de sus olímpicosTalavera, a los pies de sus olímpicos - Foto: Manu ReinoLos olímpicos fueron recibidos en la Puerta Noble del Ayuntamiento por la alcaldesa y los portavoces de los grupos municipales, tras lo que subieron al Ayuntamiento para saludar desde el balcón a una ciudad que ya antes estaba a sus pies.

Diferentes escuelas deportivas, las de sus deportes -karate, piragüismo y triatlón- además de otros como fútbol, baloncesto, tenis o ciclismo-, realizaron un pequeño desfile en honor de los homenajeados, que disfrutaban del acto con la mejor de las sonrisas. La ilusión era mutua, ya que los pequeños no podían estar más felices de contemplar tan cerca a las figuras más grandes del deporte talaverano, e incluso el pequeño Héctor realizó una kata ante una sorprendida Sandra, que lo grababa con su móvil.

Ya en el escenario, con dos banderas blanquiazules y la leyenda ‘Talavera Olímpica’, llegaron los reconocimientos más emotivos, los que a través de la pantalla trajeron hasta la ciudad al presidente del  Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, el ‘colega’ de Cubelos sobre el agua, Iñigo Peña, o Damián Quintero, inseparable compañero de Sandra y plata olímpica en Tokio. Llegaron después los agradecimientos por el «orgullo talaverano», con otro vídeo de grandes de la ciudad en sus respectivas áreas, entre  los que no pudieron faltar Carlos Maldonado, Julián Garvín, Manu Trigueros o Álvaro Bautista, además de Roberto Brasero, que también estuvo sobre el escenario en persona para despejar las dudas de que no habría lluvias.

No faltaron los símbolos olímpicos en la plaza del Pan. Los tres deportistas izaron con La Colegial de testigo, la bandera talaverana, la española y por supuesto, la de los aros olímpicos, todo mientras sonaba el himno del acontecimiento deportivo más importante. Las antorchas olímpicas, en este caso en cerámica de Talavera, como no podía ser de otra manera, fueron el obsequio del Ayuntamiento y de toda la ciudad para los tres grandes referentes del deporte local.

Ellos sintieron el apoyo de su gente, la energía y el empujón que les enviaban desde la pantalla, y así lo dijo Sandra, que habló en nombre de los tres homenajeados. No faltó su habitual desparpajo, el que utilizó para decir que «Talavera mola un montón», y se mostró fascinada por lo vivido ayer, con lo que la ciudad les ha querido devolver lo que ellos regalaron en Tokio. «Este día va a ser inolvidable, les queremos transmitir el orgullo que ha sido para nosotros participar en unos Juegos Olímpicos representando a Talavera, nuestra casa, donde siempre queremos volver», dijo. No se olvidó de los tiempos difíciles protagonizados por el Covid. «A todos los que ya no están aquí, dedicarles nuestro esfuerzo», dijo. Para finalizar, y ya junto a Cubelos y Alarza, buscaron la complicidad del público gritando el clásico ‘Viva Talavera, vivan los talaveranos’.

También como ejemplo de olimpismo, «el esfuerzo, el sacrificio y la superación» que los tres deportistas representan para el deporte español y mundial, según destacó la alcaldesa, Tita García Élez. En sus palabras, ante una plaza del Pan abarrotada, destacó que los tres «son el espejo en el que se mira una juventud que aspira a la excelencia» y definió como «prodigioso» que una ciudad como Talavera tenga tres olímpicos en unos mismos Juegos.

Ellos son ya el gran ejemplo a seguir, porque «en la vida como en el deporte, el que resiste, gana».