scorecardresearch

«Nuestro modelo pasa por no dejar de cobrar impuestos»

-

El portavoz de IU-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo, José María Fernández, no comparte que el «dinero tenga que estar necesariamente en el bolsillo del contribuyente para que la economía se mueva»

Si Ayuda a Domicilio no se recupera votaré no al presupuesto - Foto: David Pérez

En época de ordenanzas fiscales Izquierda Unida-Podemos dice que no son partidarios de bajadas masivas de impuestos. ¿Qué significa?

El concepto de masivo sería una bajada que ponga en peligro la viabilidad económica del Ayuntamiento. Cuando las posiciones liberales de la derecha hablan de bajar todo de forma lineal nosotros decimos que ese 3% puede que a muchas familias no les ayude porque tienen mucha necesidad mientras para otras sea insignificante.

Cuál es su opción.

Cumplir el mandato constitucional de la progresividad: que se pague en función de las capacidades y se reciba en función de las necesidades. Una bajada masiva no permitiría ayudar a familias que lo requieren.

Este año tras la pandemia, Filomena y la riada el Ayuntamiento de Toledo sigue cada mes con más de diez millones de euros en caja.

Y han podido ser atendidas todas las situaciones derivadas de esos fenómenos extraordinarios gracias a que había remanente de tesorería... por cierto que no se ha podido utilizar hasta 2021.

En su momento se obligó a tenerlo porque los ayuntamientos estaban desatados en el gasto.

En algunos casos era verdad pero en general en 2013 los ayuntamientos eran la administración menos deudora y pedían que se les dejase gastar lo que ingresaban para cubrir las necesidades de las familias. Otra cosa eran los grandes proyectos megalómanos como ‘Metrosur’, el soterramiento de la M-30, los aeropuertos... con los que se hacía trampa porque metía a todos los municipios en el saco de los deudores.

¿Limitamos las inversiones a microproyectos? Soterrar la M-30 ha sido una obra muy beneficiosa para Madrid.

Sí, y ‘Metrosur’… (hay ironía en el tono) que triplicó el coste inicial.

No vaya tan lejos, pasó aquí con el Palacio de Congresos.

Es verdad que nos tenemos que vigilar. Pero insisto, una bajada masiva de ingresos hace inviables los ayuntamientos que en general han sido cumplidores y el problema es cuando se metió en el mismo saco a todas las administraciones y se hizo una ley para vigilarles a todos por igual cuando había diferencias sustanciales. El Ayuntamiento de Polán debía hasta el agua de sus vecinos…

¿Y ahora?

Se abre por fin la posibilidad de que gasten en función de lo que ingresan y a nosotros nos parece oportuno que el Ayuntamiento de Toledo siga ingresando para continuar gastando, eso sí, donde se necesita.

¿Cómo?

Hasta ahora ayuntamientos como Toledo con 20 millones de superávit era imposible que gastaran en la calefacción de una CAI, no podía contratar ni un fontanero. Nos alegramos que se haya cambiado y que la gestión municipal haya funcionado y que en los momentos muy complicados que ha pasado la ciudad sea capaz de responder. Nos gustaría que fuera más eficaz, transparente, rápido… Pero está respondiendo porque se lo permiten las normas; si no,  estaríamos asfixiados, no podríamos ayudar a los hosteleros…

Pero sin pandemia, Filomena y riada, que no es normal que se produzcan y menos todo el mismo año, el Ayuntamiento tendría 20 millones en caja. ¿Es lógico?

Los informes de la Hacienda municipal dicen que desconociendo las eventualidades futuras se necesita un mínimo colchón de alrededor de siete u ocho millones de euros para garantizar, por ejemplo, los salarios de los trabajadores. Frente a los agoreros que dicen que las administraciones son despilfarradoras me parece razonable y prudente no gastar todo y dejar ese margen.

¿Por qué no dejar el dinero en el bolsillo de los contribuyentes para que ellos muevan la economía?

Ese modelo no le comparto. No creo que el dinero tenga que estar necesariamente en el bolsillo del contribuyente para que la economía se mueva. Puede tener el dinero pero si no hay hospitales a los que acudir y los tiene que pagar deja de estar en el bolsillo del contribuyente y no tiene garantizados derechos esenciales. Nosotros creemos que el nivel impositivo en una ciudad, una región o un país es el que marca la calidad de los servicios públicos.

¿En Toledo capital son malos?

No, no… Ahora lo vemos, están privatizados y tienen matices.

¿El servicio que dan es de calidad?

Los servicios públicos en Toledo son mejorables. Pero vuelvo a lo anterior: ¿si dejo de pagar impuestos que pagan la sanidad, y tengo más dinero en el bolsillo, compro más patatas? No comprarías patatas si tienes que pagar al médico…

El transporte, que es competencia municipal, quienes no cogen el autobús pagan el 60% de ese servicio con sus impuestos…

Se considera un servicio fundamental y un derecho moverse sin necesidad de tener carnet de conducir, coche ni dinero para la gasolina.

Pero también significa que ese servicio ya está en marcha a través de los impuestos de los ciudadanos.

Bien, pero insisto, nuestro modelo impositivo pasa por no dejar de cobrar impuestos municipales. Hay que pagar los servicios públicos, todos. No me muero de vergüenza diciendo que hay que pagar y hay que cobrar impuestos, que hay que cobrar tasas... ¿para qué?, para pagar los servicios.

Nadie cuestiona que haya que pagar impuestos sino en qué medida.

Por eso cuando me pregunta qué es una bajada masiva es con la que dejo de ingresar y dejo de ayudar. Yo eso no lo concibo. ¿Hay que recaudar impuestos incluso aunque no se use? Efectivamente. Ahora, lo que tengo que garantizar es que cuando lo quieras usar lo hagas en las mejores condiciones de calidad. El transporte, las instalaciones deportivas, las escuelas de música o idiomas, el teatro… Hay gente que no ha ido nunca al teatro y lo paga; ¿es malo?, yo creo que no. Hay que entender que tenemos que mantener unos servicios públicos esenciales y se pagan con el impuesto de todos.

Eso ya se hace.

El problema, y es lo que creo que está mal, es que Toledo recauda de forma injusta. Hay gente que está pasando mucha necesidad y tiene los mismos recibos de IBI que el de al lado que no pasa ninguna. Cuando iniciamos la legislatura proponíamos algo que suena a locura: los 40 primeros metros cuadrados de la vivienda, de todas, gratis (IBI).

¿No sería también injusto?

Claro, ¿pero de qué realidad partimos? Que la mayoría de familias trabajadoras tiene casas de 80 metros y les estoy regalando la mitad del IBI. Hay otra parte de la ciudad que, en su derecho y sus posibilidades, tiene casas de 300; ¿cuánto les estoy regalando? Mucho menos. Esa es la política de redistribución de riqueza que tenemos en la cabeza. ¿Necesitamos que alguien que ha ganado dinero deje de pagar impuestos? Empresas en esta ciudad han ganado, incluso bares y se les están regalando metros cuadrados en las terrazas. ¿Necesitamos ese modelo?

Sería imposible legislar para cada vecino de forma individual.

Hablamos de progresividad. No es un absurdo, lo dice la Constitución y aunque quede etéreo hay experiencias de ayuntamientos que tienen tasas en función de la renta per cápita familiar. Busquemos el indicador y hagamos una sociedad más justa. Probablemente esa sensación de nivel impositivo altísimo que tenemos en Toledo se reduzca si entendemos que paga más quien más puede para recibir más quien menos puede.

También habla de cambiar el modelo productivo: menos turismo y más industria. ¿Cómo se interviene para conseguirlo? ¿No es mejor apostar por el turismo de calidad?

Intervenir es el verbo tabú en este Ayuntamiento, cuando se pronuncia parece que remites a una sociedad cubana o bolivariana social comunista. Turismo de calidad e industria no es incompatible. Castilla-La Mancha tiene un 30% de pobreza, de esos el 80% son trabajadores, muchos de Toledo, que no llegan a fin de mes. Se han ido en torno a 70.000 jóvenes, la gran mayoría porque no han encontrado futuro. Si el modelo productivo que nos ha traído hasta aquí ha fracasado, ¿por qué no pensamos en otro? Tenemos un Polígono Industrial, ¿por qué no se potencia? ¿Por qué no crear un eje ferroviario para dar salida a las mercancías? Sabemos que no se hace en uno ni en dos años. Bilbao tardó quince en su cambio. Pero si no empezamos al algún momento…

El otro día la Corporación al completo, menos dos concejales, fueron a presentar el Puy du Fou y el mismo día el presidente regional, a la vez que se cerraba la fábrica de ‘Florette’ en Cuenca, animaba a los que vengan a Castilla-La Mancha a pasar por Puy du Fou. ¡Esto es lo que hay que contraponer¡ ¿Qué queremos, tejido industrial sostenible y sostenido o un turismo que ha demostrado no ser fiable económicamente? ¿De calidad? Claro. El ministro Garzón dijo que el turismo no tenía ese prurito de calidad… No es normal que haya trabajadores haciendo camas por tres euros.

El ministro dijo más cosas.

Sí, pero ponía el acento en la calidad del empleo.

En la industria a lo peor también falta calidad en el empleo.

Pero en el 90% o más tiene convenio colectivo que es un marco legal para que se muevan los trabajadores.

El turismo también tendrá convenio, la hostelería por ejemplo.

Sí, sí, y están sujetos en tanto en cuanto se contrate. En la hostelería se ha demostrado desde el Ministerio de Trabajo que ha sido un sector, junto con el agrario, en el que más penalizaciones se han puesto.

Entramos en otro tipo de trampa.

Entramos en cosas diferentes pero ese es el modelo que no queremos para el turismo de Toledo. ¿Cómo no vamos a querer turismo en la ciudad con el mayor casco histórico habitado de Europa? Claro que queremos vivir del turismo. Cómo no vamos a ir a la Catedral a ver desde el arte románico hasta el neoclásico en el mismo edificio, sería una bobada no querer ese turismo. Potenciémoslo. ¿Hay algún mapa que facilite a alguien que venga darse una vuelta para conocer el Toledo Patrimonio de la Humanidad? ¿Algún cartel anuncia la estatua de Chillida? Solo conocemos la ciudad turística que pasa por determinadas vías. Se potencia el ocio llenando las calles de conciertos, que está muy bien, y Puy du Fou que está alejado y donde cada vez más van por las circunvalaciones y no entran en la ciudad.

Hablemos de modelo urbano. ¿Toledo necesita crecer? ¿Por dónde?

¿Hacen falta más viviendas? Hay 3.500 vacías, 400 en el Casco y el 90% de estas necesitan una rehabilitación. ¿Necesitamos viviendas en el PAU de Montecigarrales alejado del Polígono 15 kilómetros? ¿Necesitamos el modelo de dispersión que  ha hecho que se construya un barrio en el entorno del hospital Tres Culturas con una única posibilidad de enlace a Buenavista.

En el Polígono hay más de 20.000 habitantes con una única carretera de entrada y salida.

Efectivamente… ¿Necesitamos más urbanismo expansivo o ir concentrando la ciudad? Se puede crecer en número de habitantes si llenamos las 3.500 viviendas vacías.

¿Cómo?

Con política de rehabilitación y de incentivación… aunque yo quiero decir intervenir en el mercado inmobiliario.

¿Sobre la propiedad privada?

Claro, pero de segunda residencia o más. Hay grandes tenedores.

¿Y el que simplemente no puede arreglarla?

Correcto, ¿qué propone la Empresa Municipal de la Vivienda? Un programa de incentivo de la rehabilitación: ellos la arreglan, garantizan el inquilino y el cuidado. A cambio no pueden ir a precio de mercado. Se acabó especular con esta vivienda a la que yo le ayudo, con la otra haga lo que quiera.

Ese programa lleva años sin éxito.

Por que no se ha incentivado. No se ha querido porque lo último en el Casco es dar 600.000 euros para adecentar 6 viviendas en el Callejón de Menores que eran de familias para pasar a ser turísticas. Así no se aumenta la población, disminuye. Esas familias irán a otro sitio. El Polígono intocable, Santa Bárbara lo mismo… Irán a Bargas, Olías, Nambroca. ¿Cómo intervenimos en el mercado? Doy ayuda con unas condiciones con el objetivo de que la gente viva en el Casco Histórico o en otros barrios de la ciudad. Eso es urbanismo que concentra, no que dispersa. Cuando Montecigarrales se llene querrán que vaya el bus,  un CAI, un ambulatorio, servicios sociales… Ese no es nuestro modelo.

Entonces del cuartel de la Guardia Civil en La Peraleda ni hablar.

Tiene una trampa, que el Gobierno no ha olvidado la no aprobada Modificación 29 (del planeamiento). Hablaba de urbanizar Peraleda, Observatorio y Santa Bárbara con tres grandes paus. La Peraleda creo que han encontrado la excusa perfecta para reactivarlo: me llevo la Guardia Civil e invento un barrio. Es un error, no podemos seguir dispersando. Además hay protección paisajística y patrimonial.

Y advertencia de inundaciones.

Al lado está Parapléjicos y ha superado las lluvias sin grandes problemas. No es problema.

Si es por eso la Consejería de Fomento, ni más ni menos, está en la Vega Baja sobre restos arqueológicos.

Correcto (se ríe). Pero que esté en terreno inundable no quiere decir que no se pueda construir. Solo hay que hacerlo mejor. Ahora, yo no llevaría a la Guardia Civil porque es el inicio de un nuevo proceso urbanizador en una zona con reglas paisajísticas que se incumplirían.

¿Qué haría con Vega Baja hasta Santa Teresa, Circo Romano y Cristo de la Vega? ¿Dejaría ese vacío en la mejor zona de la ciudad?

A lo mejor el turismo de calidad es esto. El reino visigodo cuando llegó en el siglo quinto se instala aquí pero desconocemos muchísimo. No tenemos restos arqueológico más que lo disperso en alguna torre de la ciudad. ¿Por qué no pensamos que la Vega Baja sea para el turismo el gran reino visigodo que fue en su día? Se asentaron ahí por el río y por el asentamiento romano cercano y  siguieron posteriores civilizaciones.

¿Cree que exponiendo las trazas del poblado se atraerá turismo? Hay que tener imaginación para apreciar la ciudad que dicen que era.

¿Y Numancia?

No tiene al lado un Casco Histórico como Toledo de competidor.

En Numancia han reconstruido con paneles. Hay tecnología, eso se llama centro de interpretación y se puede hacer uno sobre el reino visigodo. Fomentaría turismo de calidad de una civilización muy desconocida de la que Toledo fue su capital. Yo no minusvaloraría los restos arqueológicos. La Vega Baja necesita un plan patrimonial no uno urbanizador.

IU no quiere servicios públicos gestionados por empresas privadas. ¿Sería posible que el Ayuntamiento asumiera todo ese personal?

Astorga tiene 11.000 habitantes, Alcorcón 169.000 y acaban de recuperar el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos, el mismo que nosotros estamos licitando. Pero no lo recuperan sus ayuntamientos sino que lo hacen con empresas municipales que se encargan de las nóminas sin incrementar la partida de personal municipal... En Toledo la tenemos, lo  permite la ley y lo saben los técnicos municipales.

La Empresa Municipal de la Vivienda de Toledo no ha hecho un piso en quince años.

Correcto, pero desde 2018 sus estatutos le permiten ser receptora de servicios.

¿Le encargaría todos los servicios privatizados a esta empresa?

Lo estudiaría. Lo que no me vale es que en ninguno de los contratos se ha hecho una valoración previa. No hay informes sobre donde ha funcionado bien o donde mal y se saca un pliego que da a la empresa la posibilidad de hacer lo que realmente le dé la gana en su plan de explotación y el Ayuntamiento lo asume. Nosotros tenemos un plan; pues que se diagnostique, se evalúe y, por qué no, se recupere. En todos los contratos que hemos visto esta legislatura el control lo hace otra empresa externa a propuesta de la adjudicataria del servicio. Suena a chufla.

Una vez aprobado por el Ayuntamiento.

En este de la basura el Ayuntamiento propone sobre una terna y yo estoy convencido que va a proponer la que diga la concesionaria.

Suena a conchabeo.

No, hablo de que no se fiscaliza.

Pero sería la empresa la que organiza cómo la controlan.

En el caso de la limpieza viaria sí, sin ninguna duda. Y en el de limpieza de los colegios, en el de los parques... lo pone explícitamente. Si no fiscalizamos y no sabemos cómo funciona, ¿por qué no lo recuperan?

¿Y qué hace la oposición para fiscalizar al Gobierno?

Nos lo ponen difícil, hay poca transparencia. Se nos dijo en una comisión que los concejales no estamos para proponer… ¿Cómo que no? Nosotros vamos a intentar que al menos los vecinos conozcan que hay 40 millones de euros privatizados y que al Gobierno le quedan a penas 10 o 12 para su gestión.

Esas empresas prestan un servicio público, no se meten el dinero en el bolsillo.

Una parte sí, no todo. Pero lo que nos preocupa es que no haya análisis de la gestión de esas empresas.

IU puede presionar con las ordenanzas fiscales y el presupuesto.

El presupuesto de 2021 lo votamos a favor con una promesa fundamental, que se recupere la gestión de la Ayuda a Domicilio. Si esto no está cuando venga el próximo presupuesto, y falta poco, sabemos lo que tenemos que hacer.

¿Votarían en contra?

Sí.

El concejal no adscrito les resta fuerza porque aprobará lo que le pongan delante.

Me entristece pensar que se puedan aprobar unos presupuestos con un voto de un concejal que no entra al Ayuntamiento porque se llama Luis Miguel Núñez sino porque va en la lista electoral de un partido determinado…