Robo y lesiones: los delitos que más cometen los menores

L.J.Gómez
-

La última memoria de la Fiscalía de Castilla-La Mancha alerta de un incremento de los delitos de violencia doméstica, con 137 casos en 2019, y de género, con 19

Robo y lesiones: los delitos que más cometen los menores - Foto: CARMEN TOLDOS

En 2019 la mayoría de los delitos que se cometieron en Castilla-La Mancha fueron de lesiones (más de 11.000) y los que atentan contra el patrimonio como 1.800 robos con fuerza, 1.400 de hurto o 900 de robos con violencia. Eso refleja la Memoria de la Fiscalía de la región con datos del pasado año y que el martes 13 de octubre presentó el fiscal superior en las Cortes regionales. Esos delitos mayoritarios de los datos generales también coinciden con los que cometen los menores en la región.
En la misma memoria se avisa de que los delitos más cometidos por los menores son los robos y las lesiones. En concreto, los delitos por lesiones fueron 138, aunque han bajado mucho en comparación con los datos de años anteriores, pues en 2017 y 2018 se superaon los 400. Sin embargo en 2019 sí subieron los delitos que son leves contra las personas, donde se incluirían estos de lesiones, pues hubo 403 frente a los 278 del año anterior.
En cuanto a los delitos de robo, hubo 115 de robos con fuerza en las cosas, 77 hurtos y 60 robos con violencia o intimidación. En las tres tipologías ha habido una reducción. En concreto en 2019 hubo 71 robos menos con fuerza en las cosas, 72 hurtos menos y 20 robos menos con violencia. Sí subió el número de delitos contra el patrimonio, en los que se incluyen los robos, cuando son leves. Pasó de los 165 en 2018 a los 288 del pasado año.
La memoria alerta de un incremento de los delitos de violencia doméstica y de género. En el caso de violencia de género hubo 19 casos, que es el dato más alto del último lustro. En 2015 fueron 16, en el 16 y 17 bajaron a nueve cada año y en el 2018 subieron a doce. Los casos de violencia doméstica sumaron 137, siendo por tanto uno de los mayoritarios entre los menores, equiparándose tanto a los de lesiones como a los robos. También sube en comparación con el año anterior con cincuenta casos más, pero en el último lustro ha habido años peores, pues en 2015 se llegó a los 154 casos de violencia doméstica.
93 conducían sin permiso. En el catálogo de delitos que cometen los menores de Castilla-La Mancha, hay varios de seguridad vial, con todos los riesgos que suponen para la vida de las demás personas y partiendo del hecho de que los menores no pueden conducir. Por eso hubo 93 casos de conducción sin permiso. Es el peor dato del último lustro y duplica el número de casos del año anterior, cuando hubo 45. En 2019 también hubo otros tres de conducción temeraria.