Justicia poética: Baleares 'pierde' su calle en Toledo

J. Monroy
-

Tras la polémica por de la calle Toledo en Palma de la pasada semana, alguien ha cubierto la placa de la calle Baleares, que ha sido rebautizada como Juan Sebastián El Cano. La pegatina reproduce el diseño y tipografía de la original.

Las islas Baleares ‘pierden’ en una broma su calle en Toledo

El nuevo capítulo de la polémica causada por el intento del cambio de nombre de la calle Toledo en Palma ha sido un acto de justicia poética y...toledana. Alguien que se ha sentido agraviado por la decisión del gobierno local de Palma ha decidido pegar sobre la placa de cerámica más cercana al vial un  nuevo nombre, «calle Juan Sebastián El Cano». El impreso a color cuenta con el escudo de la ciudad y todo. Eso sí, solo ha rebautizado la calle insular en uno de sus letreros, el más cercano al Virgen de la Salud.

Es una insólita respuesta ante los dimes y diretes y toda la polémica que la pasada semana se desató por la intención de eliminar la calle de Toledo del callejero de Palma de Mallorca en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

Al final, y al menos de momento, se ha paralizado el cambio de nombre de la calle Toledo y otros viales impulsado para suprimir alusiones franquistas y el alcalde de la ciudad, José Hila, ha solicitado una reunión urgente con el Govern para revisar el censo elaborado por una comisión de expertos, ya que es el que obliga al Consistorio a modificar los nombres.

Las islas Baleares ‘pierden’ en una broma su calle en ToledoLas islas Baleares ‘pierden’ en una broma su calle en ToledoEn los últimos días ha sido objeto de debate el cambio de nombres anunciado por el Ayuntamiento. La polémica ha girado en torno, entre otras, al nombre de la calle de Toledo (que se modifica debido a que hace referencia a una batalla de la Guerra Civil, pero que ha provocado malestar en la capital) y al de las calles Almirante Churruca y Almirante Gravina, que según Cort se modifican porque se deben a buques de la Guerra Civil.

La alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, había hablado muy indignada con Hila, y le había arrancado un compromiso de dar otro vial a este espacio Patrimonio de la Humanidad. Pero las críticas le habían llovido desde muchos más ámbitos al regidor balear, e incluso el PP toledano pidió que se le declarara persona non grata.

Ahora, el Ayuntamiento balear queda a la espera de reunirse con el Govern para solicitar que la comisión revise el censo y confirme que se deben cambiar los nombres. Hasta este viernes se habían modificado ya los nombres de la avenida Joan March y las calles Brunete, Alfambra y las de los almirantes Cervera, Gravina y Churruca. Pero no había sido así en el pasaje Castillo Olite, plaza del Bisbe Planas y las calles Toledo, José de Oleza, Gabriel Rabassa y Canonge Antoni Sancho.

Las islas Baleares ‘pierden’ en una broma su calle en Toledo
Las islas Baleares ‘pierden’ en una broma su calle en Toledo