Sentirse como en casa

Agencias
-

Más de 9.000 españoles residentes en el Reino Unido arroparon a la Roja en el encuentro ante Italia

Sentirse como en casa - Foto: LAURENCE GRIFFITHS

No vinieron a Wembley los españoles de la Península, pero los del Reino Unido demostraron a la Roja que podía sentirse como en casa. Inferiores en número, los aficionados de la Roja se subieron al partidazo de su selección y acallaron durante gran parte del partido a la bulliciosa hinchada ‘azzurra’. Según la UEFA, había 9.000 españoles por 11.000 italianos, pero en realidad las gradas estaban pobladas por más ‘tricolores’ que rojigualdas.

Poco importó. Los españoles fueron revoltosos como Dani Olmo, despiertos como Pedri y punzantes como Morata. Cierto es que les ayudó mucho en sus bríos la superioridad que sobre el campo desplegaba el equipo de Luis Enrique.

Dueña del balón, España complicaba mucho la tarea de los ‘tifosi’, que solo se hacían notar en las embestidas a la contra de su equipo, que pese a todo llevaba mucho peligro cada vez que superaba el centro del campo.

Sentirse como en casaSentirse como en casa - Foto: ANDY RAINAunque vivan en Londres, Mánchester o Glasgow, se llaman Mar, Pablo, Fernando, Íñigo, Carlos, Arantxa o María. No es habitual que puedan seguir a la selección, y para muchos de ellos se trataba de la primera vez que veían a la Roja en directo.

Tras décadas en las islas -algunos de ellos incluso todas sus vidas- desempolvaron banderas españolas y pusieron rumbo a la catedral del fútbol después del trabajo, en algunos casos. En otros, incluso tras haberse cruzado Gran Bretaña de punta a punta para venir en coche y volver por la misma noche a su hogar en Escocia. Era su oportunidad, ‘once in a lifetime’, una en la vida, como se dice aquí. Se llevaron una derrota dolorosa. En los penaltis. Inmerecida. Pero es probable que la experiencia se quede para siempre.

Raffaella Carrà hermanó a las dos aficiones antes y después del partido. ‘Scoppia scoppia mi sco! Scoppia Mi Scoppia il cuor’, cantaba la artista recién fallecida por los megáfonos de Wembley. El ‘DJ’ optó por la versión italiana, por supuesto. Para las gargantas españolas la misión de convertirlo en ‘Explota explota me expló, explota explota mi corazón’.

Sentirse como en casaSentirse como en casa - Foto: LAURENCE GRIFFITHSHabía ganas de fiesta, pese a que el tiempo y la pandemia no acompañaban. Ya se sabe lo que se suele decir cuando se juntan españoles e italianos y hay ganas de jarana. Tampoco faltó por los altavoces el ‘Que viva España’ de Manolo Escobar, y hubo quien en la grada se atrevió a lanzarse con la ‘Macarena’, sin excesiva suerte.