María Herrera se 'levanta' en Motorland

Daniel Pérez
-

La piloto oropesana del Junior Team Estrella Galicia sufrió una caída en la primera vuelta del Gran Premio de Aragón, pero se rehizo para concluir la carrera en la vigésimo novena posición tras una gran actuación

La piloto de Oropesa olvidó la caída de la primera vuelta para completar el Gran Premio. - Foto: ANDREU DALMAU

María Herrera cumplió en la mañana de ayer el sueño de participar en un Gran Premio del Campeonato del Mundo de Motociclismo. La piloto oropesana que acudió como invitada al circuito MotorLand de Aragón gracias a su victoria en este mismo trazado en el Campeonato de España de Velocidad, compitió ante los mejores pilotos del mundo de Moto3 en una carrera que muy pronto se puso cuesta arriba para la joven del Junior Team Estrella Galicia.
El objetivo de mirar a la cara a los mejores pilotos del mundo durante una prueba lo cumplió la oropesana el pasado jueves. Tras desembarcar en Alcañiz procedente del Centro de Alto Rendimiento de San Cugat (Barcelona), dónde María Herrera trabaja duramente desde febrero para compaginar sus estudios con la alta competición, la deportista de 17 años asistió a la rueda de prensa previa al GP de Aragón siendo una de las protagonistas de la comparecencia.
Y es que la participación en la prueba de la pupila de Emilio Alzamora, sumada a la intervención de la piloto de KTM, Ana Carrasco, en todo el Mundial, convirtieron la decimocuarta prueba del Campeonato del Mundo en una cita histórica. Por segunda vez, desde que en 1994 la japonesa Tomoko Igata y la italiana Daniela Tognoli luchasen juntas en el Mundial de 125 centímetros cúbicos, dos mujeres volvieron a coincidir en un circuito para el deleite de los aficionados al motociclismo.
En dicha rueda de prensa, Herrera fue el centro de atención por su desparpajo demostrado a lo largo del CEV en el que ocupa la tercera posición de la clasificación. Los principales favoritos en el Campeonato de MotoGP como Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa o Valentino Rossi, entre otros, alabaron la garra y el coraje de una piloto que ya se ha ganado un huequecito en la élite de este deporte.
El viernes llegó el momento de que la piloto del Junior Team Estrella Galicia agradeciese sobre la pista toda la confianza depositada en ella en los últimos años. Y vaya si lo hizo. En la primera sesión de entrenamientos, María Herrera sorprendió a todos logrando el décimo mejor tiempo. Sin embargo, en la segunda sesión tuvo que conformarse con una meritoria vigésimo octava posición.

carrera. A las 11,00 horas de ayer comenzó a culminar el sueño de María Herrera. La piloto de Oropesa, ilusionada, motivada y sabedora de que muchas miradas en la carrera de Moto3 estarían depositadas en ella, arrancó con una gran salida que la permitió superar a varios rivales. Sin embargo, el destino quiso que la joven comprobase en sus carnes lo compleja que son los primeros metros en un Gran Premio. La pupila de Emilio Alzamora tuvo que variar su trazada puesto que varios pilotos la habían superado la posición y la oropesana se fue al suelo. Sin embargo, el coraje y las ganas de la joven pudieron con las leves magulladuras que sufrió en el percance. A pesar de volver al trazado de MotorLand con una vuelta de retraso respecto a la cabeza de carrera, la motociclista del Junior Team Estrella Galicia no quiso renunciar a su sueño.
Poco a poco Herrera fue recuperando sensaciones sobre su moto aunque la distancia respecto a sus rivales era ya insalvable. No obstante, la garra y la valentía de la joven le permitieron finalizar la carrera en vigésimo novena posición tras los abandonos de  Khairuddin, Ferrari, Alt, Finsterbusch, Kornfeil y Techer. Un tesón que la ha llevado a formar parte de los mejores del mundo durante un fin de semana y, desde luego, no será el último, puesto que éste ha sido, a buen seguro, el primer peldaño.