La San Silvestre Toledana, en cuarentena

J. M. Loeches
-

La organización, cargo del CD Amigos del Atletismo, no ha abierto inscripciones todavía hasta decidir si se celebra o no la prueba el próximo 31 de diciembre. Lo que sí se descarta es una carrera virtual

La San Silvestre Toledana, en cuarentena - Foto: Yolanda Redondo

La San Silvestre Toledana está, de momento, en modo de espera. La organización de la carrera, a cargo del CD Amigos del Atletismo, no abrió las inscripciones el pasado 1 de octubre a la espera de tomar una decisión sobre su celebración. Ahora mismo, está en manos de Sanidad, que tiene la última palabra, tras presentar varias opciones a la dirección general de Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
José Antonio Saldaña, uno de los integrantes del club, reconoce que «la esencia de la San Silvestre es correr todos juntos», de ahí que lo que sí se descarta es una prueba virtual, al estilo de la Nocturna de Toledo, en la que se podrá correr por libre, sin competición. De todos modos, es consciente de que existe un protocolo del Consejo Superior de Deportes que se debe cumplir y que impide la celebración de carreras de más de 100 personas que no sean federadas.
La San Silvestre Toledana es eminentemente popular a pesar de que está dentro del calendario regional y de que entre sus participantes hay un porcentaje importante de atletas con licencia. Por eso, desde Amigos del Atletismo han previsto varios modelos, siempre dentro de las directrices de Sanidad. No descartan una cita al uso, con 5.000 participantes, en la que las salidas se den por cajones de 500 personas. Incluso, se han fijado en la Cursa de la Mercè, que se disputó en dos días en Barcelona, dividiendo a los corredores.
Obviamente, dentro de ese proyecto que se está preparando por si se tiene el visto bueno de Sanidad, se incluyen las medidas de seguridad habituales. Los corredores se someterían a un control de temperatura al entrar en el circuito y tendrían que usar mascarilla durante los primeros y últimos metros de la carrera.
Los organizadores están abiertos a cualquier posibilidad y tampoco descartan que haya que reducir las inscripciones de manera notable. Y es que, si todo sigue adelante por esta vía, no se va a entregar la segunda medalla para el expositor que se presentó el año pasado para las tres ediciones con las que se llegaría a la número 40. No ven justo que los atletas que puedan correr la consigan y los que no, se queden sin ella. Por lo demás, se haga lo que se haga, la trigésima novena edición de la San Silvestre Toledana rendirá homenaje a todos los que han trabajado y lo están haciendo en primera línea para combatir la pandemia de la COVID-19.