scorecardresearch

Conectar Azucaica «reconducirá la movilidad en Toledo»

M.G
-

El concejal de Urbanismo agradece el esfuerzo al Ministerio de Transportes. El PP cree que la conexión debería haber contado con otro trazado más beneficioso

Conectar Azucaica «reconducirá la movilidad en Toledo» - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La comisión de Urbanismo partía cargada de proyectos y estudios. El primero de ellos, el estudio informativo y de impacto medioambiental de la conexión de Azucaica y el Polígono a través de la A-40 y la N-400 planteado por Fomento se explicó a los grupos municipales por si alguno quería realizar aportaciones que pueda incluir el Ayuntamiento cuando presente alegaciones, cuyo plazo caduca el próximo 26 de agosto.

La principal pega que se pondrá al estudio presentado irá ligado a la calle Ventalomar, el inicio de la conexión. En este caso, los técnicos municipales plantean el desdoblamiento de la calle y la construcción de una rotonda en Jarama para mejorar y adecuar de la mejor manera posible esta nueva conexión entre barrios. En principio, todo indica que Demarcación de Carreteras no tendrá problema para contar con esta modificación o, al menos, es la sensación que se ha transmitido al equipo de Gobierno, muy contento «con el esfuerzo del Ministerio  «para reconducir la movilidad de Toledo».

En este sentido, el concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, considera que el proyecto es importante «para el Polígono Industrial, el Polígono residencial y para Azucaica», cumple con las demandas históricas para unir ambos barrios y facilitará un nuevo acceso al nuevo hospital a través de Vía Tarpeya.

Sin embargo, algunos grupos municipales pusieron ayer alguna ‘pega’ por el trazado elegido para conectar Azucaica y La Peraleda. Pablo Corrales, concejal del PP, argumentó la necesidad  de contar con esta conexión, pero considera «que no comunicará ambas zonas por donde realmente sería beneficioso». Por tanto, cree que la conexión con la calle Ventalomar «posiblemente obedezca más a otras intenciones futuras del equipo de Gobierno y sus planes para desarrollar la ciudad, que va en contra del criterio que nosotros tenemos».

Corrales dejó claro «que el Ministerio no une barrios, une carreteras» y su grupo municipal teme que con esta conexión se dé facilidades al Gobierno municipal para el desarrollo del Polígono en dirección a Ocaña cuando lo más lógico, en su opinión, es que este barrio crezca de manera «cohesionada y no por extensión».

También la concejala de Ciudadanos, Araceli de la Calle, sostuvo que esta conexión beneficia más al Polígono industrial y no acaba con la necesidad de buscar «una mejor salida a la A-42». Y el concejal no adscrito, Luis Miguel Nuñez, celebró el estudio, pero insistió en que se trata «de un proyecto a futuro» y aprovechó a pedir «que se presione» para que pueda materializarse pronto.