scorecardresearch

IU se opone a otros usos en edificios religiosos

M.G
-

Todos los grupos municipales, salvo el de Txema Fernández, apoyan la puesta en marcha de un taller de restauración en la Iglesia de la Magdalena, y de un alojamiento temporal en parte de Las Gaitanas

Un taller de restauración de obras de arte en la Magdalena

El futuro de los conventos de la ciudad es un debate iniciado hace tiempo, pero esta mañana se trasladó a la comisión de Urbanismo por dos planes especiales de reforma ligados a la Iglesia de Santa María de la Magdalena y al convento de las Gaitanas. En ambos casos están previstas obras y la adecuación de parte de sus espacios para otros usos, una iniciativa que se encontró de frente con las críticas y las dudas de Izquierda Unida-Podemos.

En el caso de la mejora de la Iglesia de Santa María Magdalena, ubicada en el Casco Histórico, ocupó  su tiempo en la comisión de Urbanismo porque era necesario votar si el plan de reforma, con el que se quiere poner en marcha un taller de restauración de pinturas y esculturas y un almacén, salía adelante. Y todos los grupos municipales, salvo IU-Podemos arroparon la propuesta porque, en líneas generales, se ve con buenos ojos que parte de los conventos puedan destinarse a otros usos. Si bien, Txema Fernández, se postuló en contra del proyecto porque considera que al final lo que se busca es repetir lo ocurrido en Las Concepcionistas, donde se encuentra el Museo Cromática, y considera «fallidas» este tipo de iniciativas.

A Fernández no le preocupa en exceso si el nuevo uso, sea como taller o como pequeño museo, es o no viable, lo que puso de manifiesto es que este tipo de actuaciones van encaminadas «a un negocio». Por tanto, considera ilógico «que el Ayuntamiento le regale el proyecto, el ICIO y el IBI». Además, también le llama la atención que desde el Ayuntamiento se aplique la normativa relativa al patrimonio histórico de 1990 «cuando hay una de 2013 mucho más conservadora» y, sobre todo, actualizada.

La postura de Fernández planteó comentarios, pero todos a favor de las iniciativas que se planteen desde los conventos para garantizar su supervivencia, dada la situación precaria en la que se encuentran las comunidades religiosas. El concejal se quedó solo en las votaciones y fue el único que se opuso a apoyar el plan especial que presentó el Arzobispado en 2019 alegando que no tiene claro que lo más adecuado para Toledo «sea seguir desarrollando en edificios religiosos  negocios privados».

Las Gaitanas. Un debate similar volvió a montarse un poco más tarde, cuando la comisión de Urbanismo trató el punto 8 para dar cuenta del sometimiento a información pública del plan especial del convento de las Agustinas Calzadas de la Purísima Concepción de Nuestra Señora de Toledo, conocido como ‘Las Gaitanas’. En esta ocasión, no había lugar a una votación, pero el proyecto para reservar un espacio del inmueble como alojamiento temporal. En este caso, la jefa del departamento de Urbanismo del Ayuntamiento, Virginia Cavia, explicó que las monjas se encuentran «en una situación precaria» y esta propuesta «les da aire» para mantener el convento.

El proyecto fue bien acogido por todos los grupos, salvo por el de IU-Podemos. Fernández no considera justo ni entiende por qué el Ayuntamiento «es potenciador de un nuevo hotel». Aseguró que en la documentación del PERI aparece la palabra hospedería y considera que   desde el Ayuntamiento se está primando el «interés turístico» por encima de las necesidades del Casco. «Necesitamos residentes, pero no temporales», insistió y preguntó si  el proyecto terminará siendo «un hotel de cinco estrellas», puesto que, en su opinión, será la única manera de que las monjas puedan disponer de fondos suficientes para mantener el convento.