scorecardresearch

Reyes Católicos perderá el doble sentido para ganar aceras

J. Monroy
-

El Ayuntamiento ya ha sacado a licitación las obras de pavimentación de esta arteria de entrada al Casco, por 2,8 millones de euros. Las obras se extenderán por ocho meses

Reyes Católicos perderá el doble sentido para ganar aceras - Foto: David Pérez

Reyes Católicos perderá en los próximos  meses el doble sentido de circulación para el tráfico y ganará aceras y circuitos peatonales. Será una de las principales consecuencias de las obras de pavimentación de este vial y aledaños, que el Ayuntamiento de Toledo ha sacado a licitación por un presupuesto base de 2.863.985,02 euros (2.366.929,77 más IVA). Las constructoras interesadas tendrán hasta el próximo 9 de septiembre para presentar ofertas. El Consistorio tendrá en cuenta, sobre todo, la rebaja en el precio de las mismas. Después, la obra se ejecutarán a lo largo de ocho meses, no prorrogables.

El proyecto del arquitecto Mario Corbacho contempla el acondicionamiento y mejora del pavimento de la bajada de San Martín, calle Reyes Católicos y calle Descalzos, en una apuesta por crear en estos viales un entorno urbano más seguro y compatible entre peatones y vehículos. Su principal novedad es que quita el doble sentido de circulación para aumentar el espacio para los peatones. Desde El Ángel hasta la plaza del Conde, la anchura de la calzada se reducirá hasta los cuatro metros, para dejar el  resto del espacio a la acera. La consecuencia será que la circulación solo tendrá un sentido, el de subida al Casco histórico.

En la actualidad, recoge el proyecto, el pavimento de la bajada de San Martín está realizado con adoquín de granito. En algunas zonas, padece hundimientos por fallos de la solera y además los adoquines están sueltos entre sí, con lo que generan ruido con el paso de los vehículos. La calle presenta aceras en ambos márgenes, pero su anchura en ocasiones es muy reducida.

Reyes Católicos perderá el doble sentido para ganar acerasReyes Católicos perderá el doble sentido para ganar aceras - Foto: David PérezEn Reyes Católicos y Descalzos la mayor parte del pavimento es de canto rodado. Ambos viales presentan numerosos baches a consecuencia de diversas reparaciones ejecutadas con aglomerado en frío. También hay suelo de granito en los tramos adyacentes al jardín del Tránsito. En estos dos viales los peatones tienen problemas, porque no hay aceras de forma continuada.

El proyecto municipal define seis tramos de actuación; bajada de San Martín, con una longitud de unos 220 metros; espacio comprendido entre la puerta del Cambrón y la calle El Ángel, con una longitud de unos 242 metros; entre la calle El Ángel y la Sinagoga del Tránsito, con una longitud de unos 280 metros; entre la Sinagoga del Tránsito y la plaza del Conde, con una longitud de unos 230 metros; plaza del Museo de El Greco, con una longitud de 60 metros; y bajada de Descalzos, con una longitud de 120 metros.

En realidad, el trazado de los viales apenas va a variar, más allá de reducirse a cuatro metros de ancho. Únicamente se producirán ligeras alteraciones, con el objetivo de aumentar la anchura de las aceras laterales. Así ocurrirá en la bajada de San Martín, desde Alamillos de San Martín hasta la intersección con Reyes Católicos, donde la calzada se va a reducir a una anchura de unos 3,30 metros, de tal forma que se aumenta la anchura de la acera sureste. En la zona cercana a la plaza de San Juan de los Reyes, frente al jardín situado en las inmediaciones del palacio de la Cava, la calzada se desplazará hacia el palacio de la Cava, de tal forma que la acera de la margen derecha aumentará de anchura. Cerca de la confluencia con la calle Pintor Matías Moreno, la calzada se desplaza hacia el este (acera frente al Monasterio San Juan de los Reyes) de tal manera que se aumenta la anchura de la acera que es colindante con el citado monasterio. Cerca del número 14 de la Calle Reyes Católicos, la calzada se desplazará hacia San Juan de los Reyes, de tal forma que se aumentará su anchura hasta un mínimo de un metro.

Reyes Católicos perderá el doble sentido para ganar acerasReyes Católicos perderá el doble sentido para ganar aceras - Foto: David PérezEn la plaza de Barrio Nuevo, se reordenará la zona de aparcamientos. Junto a la terraza del Hotel San Juan de los Reyes, la calzada se desplazará hacia el este, para aumentar su anchura en la zona contigua. A partir de ahí, hasta los jardines del Tránsito, la calzada se desplazará hacia el este, con una anchura de cuatro metros, para crear un itinerario peatonal en la zona oeste. Este itinerario continuará en el interior del Tránsito, pavimentando con hormigón un paseo existente.

De igual manera, en la calle Descalzos se creará un itinerario peatonal por el este, dejando la zona oeste para aparcamiento. Además, de cara a dar continuidad a las escaleras situadas en el paseo del Tránsito, se creará un itinerario peatonal en la parte oeste de Descalzos.

En la plaza del Museo de El Greco se reordenará el espacio que existe en la fachada del Museo, reduciendo el ancho de calzada, hasta los 4,30 metros, para crear aparcamientos y una gran superficie de acera.

Reyes Católicos perderá el doble sentido para ganar acerasReyes Católicos perderá el doble sentido para ganar aceras - Foto: David PérezDurante la actuación, se instalará en el firme de la calzada, en los aparcamientos laterales contiguos y algunos accesos un pavimento de adoquín de granito de 25x15x12 cm, sobre capa de mortero de cemento de cuatro centímetros de espesor. El perímetro de la calzada se confinará mediante un bordillo de granito de sección 25x30 centímetros.

El firme que se dispone en los acerados proyectados? será de baldosa de granito de dimensiones 40x60x8 centímetros, sobre capa de mortero de cemento de cuatro de espesor (de 12 centímetros de alto en las zonas en las que los vehículos puedan invadirla). Todo ello, irá sobre 15 centímetros de hormigón HNE-25, con mallazo de 15x15 centímetros y de 6 milímetros de diámetro.

Además, para impedir la circulación de los vehículos por algunos tramos de acerado, se colocarán dos tipos de bolardos de granito, circulares de un metro de altura y cuadrados de medio metros.

Circulación. Un objetivo prioritario del Ayuntamiento durante las obras será que se mantengan los accesos en los viales afectados, es decir, tanto la circulación de vehículos (en la bajada de San Martín, calle Reyes Católicos, paseo del Tránsito, calle de Descalzos y bajada de Descalzos) y en los accesos a calles y garajes; así como la circulación peatonal.

Para hacerlo posible, ha planteado una señalización de las obras, y un sistema de desvíos. Este sistema de desvío propuesto estará señalizado adecuadamente con sus correspondientes dispositivos de cierre, señalización horizontal y vertical, balizamiento y barrera desmontable.

Durante la obra, también se proyecta la iluminación del paso de peatones situado en el paseo de Recaredo, en las inmediaciones de la confluencia con la puerta de Cambrón.

En el proyecto además se prevé la colocación de canalizaciones bajo la calzada o acera proyectadas, por cada una de las márgenes de la actuación, con sus correspondientes arquetas de registro, para que sirvan para futuras instalaciones de servicios.

Finalmente, habrá una actuación en la rotonda de las Cortes. Actualmente, el entronque entre la calle del Calvario y las  Carreras de San Sebastián se realiza mediante una glorieta conocida como de ‘Las Cortes’. Allí, el trazado en alzado en el entronque entre la calle Calvario y la glorieta hace que el voladizo trasero de los autobuses urbanos roce contra el pavimento. Para evitar esta situación, máxime cuando en la solución adoptada en el presente proyecto todo el tráfico de autobuses urbanos tiene que pasar por esta zona, al ser de un único sentido Reyes Católicos, se proyectan una adecuación de este espacio.