scorecardresearch

Santa Cruz de la Zarza denuncia un vertido de amianto

J.M.
-

El Ayuntamiento denuncia públicamente la presencia del material tóxico en una de las entradas al municipio. «¿No aprenderemos nunca?», se pregunta

Santa Cruz de la Zarza denuncia un vertido de amianto

El Ayuntamiento de Santa Cruz de la Zarza ha denunciado públicamente un vertido de amianto en el término municipal. Se trata de un material prohibido en España desde hace más de dos décadas por su alta toxicidad y porque produce cáncer. «La ley obliga a que esas cubiertas deban ser retiradas siguiendo un estricto protocolo de seguridad, para evitar que partículas contaminantes lleguen a la atmósfera y sean respiradas. Sin embargo seguimos comprobando cómo hay personas que se saltan la ley. Tirar este tipo de residuos es cometer un delito medioambiental», lamentaba el martes el Consistorio de la Mesa de Ocaña. A finales de 2020, el vecino Ayuntamiento de Villatobas detectó también un vertido similar de amianto.

El vertido detectado se encuentra en uno de los accesos a este municipio de unos 4.200 empadronados y consiste en 10 planchas y un depósito de 200 litros, además de siete sacos de escombro, planchas de tejadillo de plástico, tubos y cable de antena de televisión. «Los tubos, sacos y plásticos se podían haber llevado perfectamente al punto limpio. ¡Qué pena! ¿De verdad que no aprenderemos nunca?», se pregunta el Ayuntamiento de Santa Cruz de la Zarza.

En este sentido, los representantes municipales subrayaban también que el dinero de la retirada saldrá de las arcas municipales, pues resulta necesaria la intervención de una empresa especializada para eliminar el amianto. «Es una lástima que, pese a toda la información de la que se dispone en cuanto a empresas autorizadas para su retirada, haya quien siga atentando contra la salud pública», detallan al respecto.

Precisamente, este diario publicó en el mes de diciembre de 2020 que el Ayuntamiento de Villatobas, a apenas 10 kilómetros de Santa Cruz de la Zarza, había detectado consecutivamente tres vertidos de amianto. «Es un residuo muy peligroso que puede afectar a la salud de personas, animales y el medio ambiente. Además, su manipulación, troceado o rotura supone un enorme peligro puesto que la inhalación de sus fibras (por pequeña que sea la cantidad) puede causar graves enfermedades tales como asbestosis, placas pleurales y mesotelioma, así como cáncer de pulmón, laringe u ovarios», aclaraba entonces este consistorio.

El Ayuntamiento encontró los vertidos en diferentes puntos. «No tiene justificación. Nos preocupa mucho», subrayó entonces la alcaldesa, Gema Guerrero.

«El Ayuntamiento será muy contundente contra los autores de estos tipos de vertidos y, además de imponer la correspondiente sanción, tomará las medidas necesarias contra aquellos que atenten contra la salud de sus vecinos y contra el medio ambiente», advertía también el Ayuntamiento de Villatobas en diciembre.