scorecardresearch

"Deben dejar votar a los comunitarios porque eligieron quedarse"

Agencias
-

Convertido en 2016 en el primer edil musulmán de Londres, el laborista logró el mes pasado su reelección en las municipales de Inglaterra, a pesar de los malos resultados de su partido, y ya prepara cuatro años de «lucha» desde la Alcaldía

"Deben dejar votar a los comunitarios porque eligieron quedarse" - Foto: NEIL HALL

A pesar de que las elecciones municipales en Inglaterra del pasado mayo significaron un severo varapalo para los laboristas, Sadiq Khan, que en 2016 se convirtió en el primer alcalde musulmán de Londres, fue una de las pocas excepciones en el bloque progresista y consiguió revalidar lo que considera «el mejor trabajo en política». Y ahora, de cara a su nuevo mandato, asegura que «luchará» para que los comunitarios con derecho de residencia permanente en el Reino Unido puedan votar en los comicios generales, lo que actualmente solo pueden hacer si obtienen la nacionalidad británica.

Además, detalla su propuesta de organizar en 2036 o 2040 «los Juegos Olímpicos más sostenibles de la Historia», como parte de un plan para relanzar la ciudad después del Brexit y la pandemia. 

Usted se opuso a la salida del país de la UE y ahora se compromete a tratar de ampliar el derecho a voto de los ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido. ¿A qué se refiere exactamente?

En los últimos años, he presionado al Gobierno para salvaguardar los derechos de los londinenses de la UE tras el Brexit y el próximo paso es el pleno derecho de sufragio. Los últimos datos revelan que en diciembre de 2020 más de 1,7 millones de comunitarios residentes en Londres habían solicitado el estatus de asentado (que se adquiere tras cinco años de residencia en el Reino Unido), lo que demuestra su compromiso con la ciudad y el país.

En estos momentos, si eres ciudadano europeo, puedes votar en las municipales, pero para hacerlo en las generales se requiere obtener la nacionalidad británica. Lo que yo le digo al Ejecutivo conservador es que los comunitarios con estatus de asentado deberían poder votar en las elecciones generales, porque han elegido quedarse aquí.

Una de sus propuestas más llamativas es plantearse organizar unos nuevos Juegos Olímpicos en menos de 20 años, tras los celebrados en 2012. ¿Cuál sería el atractivo frente a las rivales?

Serían los Juegos Olímpicos más sostenibles jamás celebrados, tanto en términos de medio ambiente como financieros. Mucha de la infraestructura que necesitamos ya la tenemos aquí, como el estadio olímpico, y si hemos de construir o adaptar edificios, lo haríamos con la menor huella de carbono posible. Además de atraer inversión al Reino Unido, sería un ejemplo para el mundo de cómo organizar unos Juegos sin caer en la bancarrota.

¿Cree que el primer ministro, Boris Johnson, le apoyaría?

Tengo la esperanza de que, si decidiéramos postularnos, el Ejecutivo estaría de nuestra parte. Sería inconcebible que no quisiera los beneficios de unos Juegos en Londres. Johnson era el alcalde en 2012 y sabe el enorme impacto que pueden tener en la ciudad y en todo el país.

¿Cuáles son sus planes a corto plazo para revitalizar Londres y atraer el turismo?

De cara al verano, quiero animar a los londinenses a volver al centro, nos centraremos en el sector cultural, los teatros, en organizar música en vivo… 

En el segundo semestre, lo central será proteger y crear puestos de trabajo, ayudar a quienes han perdido su empleo y ofrecer formación para los jóvenes en sectores de crecimiento como el digital, creativo, las ciencias de la vida o el sanitario.

Londres se mantendrá como un reducto laborista ante una Inglaterra conservadora. ¿Teme que la capital quede desconectada del resto del Reino Unido?

No es inusual que las capitales sean un poco diferentes. Pero lo que le digo al Gobierno es que, si quiere igualar el país, no lo haga a costa de Londres. El Ejecutivo debería otorgar más competencias y recursos a las autoridades locales y regionales para incrementar su poder de decisión. El Brexit prometía retomar el control, pero no para que quedara centralizado. Me preocupa que crezca el sentimiento anti-Londres.

Con el Brexit, el sector financiero británico ha perdido terreno. ¿Cree que la City puede mantenerse como centro de referencia global?

No podemos ser autocomplacientes. Tenemos que persuadir al Gobierno para que obtenga un acuerdo decente con la UE para el sector financiero y logre que se reconozca la equivalencia normativa.

La actitud de la Policía tras el asesinato en marzo de la joven Sarah Everard, presuntamente por un agente, cuando volvía a su casa demostró el sesgo machista de Scotland Yard. ¿Cómo planea cambiar la cultura de la institución y hacer las calles más seguras para las mujeres?

Durante los últimos 11 años, muchos de nuestros servicios públicos, incluida la Policía, han afrontado recortes masivos por parte del Gobierno. La austeridad ha tenido un impacto también en el sistema de justicia, donde hay un nivel demasiado bajo de condenas por delitos sexuales. Quiero dar más recursos a esos departamentos y seguir invirtiendo en los servicios para las víctimas de la violencia, enfocándonos en los perpetradores masculinos. Pero creo que, fundamentalmente, debemos mirarnos a nosotros mismos: somos una sociedad patriarcal, hay una cultura de misoginia y es importante abordar este tema desde la escuela.