scorecardresearch
Enrique Sánchez Lubián

En el Camino

Enrique Sánchez Lubián


Lecturas de verano

26/08/2021

Aunque los libros son para todo el año, en verano es cuando más leemos. Cada uno afronta este hábito con motivaciones diferentes, por eso el universo bibliográfico a nuestro alcance es tan inmenso y enriquecedor. Comienzo esta nueva temporada de La Tribuna, compartiendo algunas de mis lecturas estivales.
Las aportaciones del catedrático Ángel Viñas al conocimiento de nuestra historia son esenciales. En ‘El gran error de la República’ aborda el conciliábulo que grupos monárquicos, militares y la Italia fascista pusieron en marcha para liquidar al régimen nacido el 14 de abril de 1931, cuando apenas estaba echando a andar. Una de sus estrategias fue calentar poco a poco el ambiente social para generar la sensación de que España se rompía y de que nuestras esencias patrias peligraban ante una inminente revolución comunista. Semejante complot fue fortaleciéndose en el tiempo ante la ineficacia de los principales dirigentes republicanos por abortarlo. Algunos documentos aportados por Viñas acongojan por su similitud con ciertos argumentarios que las derechas y sus terminales mediáticas llevan meses utilizando contra el gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos, evidenciando que aún hay quienes añoran veleidades golpistas.
‘La dama roja’, de Ángela Sánchez Pérez, es una nueva reivindicación de la escritora Carmen de Burgos, quien, como es sabido, estuvo vinculada a Toledo a principios del siglo XX. Pionera del feminismo, el franquismo condenó su obra el olvido tras la guerra civil. Y lo hizo, entre otras cosas, porque animaba a las mujeres a ser dueñas de su propio destino, sin ataduras ni concesiones, tal y como ella vivió su fascinante trayectoria personal.
En Granada, por último, se ha reeditado ‘Justo Vives’ de Anselmo Lorenzo, novela publicada en 1893 y que está considerada como el primer testimonio de la literatura obrerista en España. El volumen cuenta con un detallado estudio preliminar que entre otros profesores de la Universidad de Málaga firma la toledana Rosa María Ballesteros. Su lectura obliga a preguntarnos, una vez más, por qué la ciudad de Toledo, dónde Lorenzo nació en 1841, aún no ha reconocido a este patriarca del movimiento obrero y del anarquismo español como a uno de sus mejores hijos, vergonzante desdén que ni él, ni su labor educadora entre el proletariado nacional, merecen.