scorecardresearch
Miguel Trinidad

Mano a Mano

Miguel Trinidad


Vuelta a la normalidad

03/09/2021

El CD Toledo vuelve a una categoría nacional que merece por historia y afición. Este domingo comenzará en esta nueva Segunda RFEF en el Álvarez Claro de un Melilla que aspira, a priori, a estar en los puestos de privilegio (como la mayoría de los conjuntos de este Grupo V). Los toledanos llegan al encuentro tras una sobria pero sólida pretemporada en la que se ha visto a un equipo armado en defensa, a pesar de las bajas, pero con falta de empuje en los metros finales, por el momento, a expensas de una genialidad de Dieguito o Migue.

Esta temporada se plantea como una auténtica incógnita con un Grupo V anárquico y heterogéneo. De diferentes estilos, con presupuestos muy altos y con demasiados equipos con necesidades de ascender. El CD Toledo cometería un error si se pone cotas demasiado altas, bien ahora o tras el primer tercio de Liga… Piano, piano.

El trabajo hecho desde la dirección deportiva ha sido bueno. Teniendo en cuenta el presupuesto existente, la plantilla está compensada y el sistema del ‘Cholito’ Merino (guste o no) puede ser una apuesta acertada para iniciar esta competición. Todo eso puede dar al traste con el año si deciden añadir un plus de ansiedad por estar arriba que pueda provocar que la afición se empiece a impacientar, y las canillas de los jugadores comiencen a temblar como en episodios cercanos de la historia reciente de la entidad.

¿Hay que soñar? Por supuesto que sí, pero desde la humildad y con los pies en el suelo. Todo este experimento de Rubiales que ha provocado la creación de la Primera y la Segunda RFEF a trompicones redunda en que hasta dentro de varias temporadas, estas competiciones no se estabilicen con los clubes que merecen estar en cada una y se optimicen los presupuestos lógicos a emplear. A día de hoy, en este Grupo V hay equipos como los verdes que deberían llegar a medio plazo a la tercera competición nacional, al igual que verdaderos transatlánticos que, de no hacerlo, corren el peligro de desaparecer. En cambio, hay equipos más pequeños que se han ganado su plaza a pulso en una u otra categoría, pero que no disponen de campo, número de socios o presupuesto para estar en ella. Estarán varios años dando guerra con sus armas como el que más, pero sus ciclos en categoría nacional deberían ser cortos, aunque en el presente darán mucha guerra.

El CD Toledo tras varios años vuelve a la normalidad, de ellos y de la que la pelotita entre depende el tiempo que pueda permanecer en ella.