scorecardresearch
Inés Valverde Azula

Tribuna Abierta

Inés Valverde Azula


Dieciocho de mayo

18/05/2022

"El poder de los museos", elocuente lema para este día de conmemoración: poder para preservar la memoria, y para revitalizar un legado cultural común. Día internacional de los museos.

El año pasado el dieciocho de mayo nos traía también una triste despedida. Se apagaba la voz del poeta talaverano Joaquín Benito de Lucas. Hace un año ya. Pocos meses después se iba con él Françoise Ducos, su compañera de tantos años y de tanta vida. Vamos poco a poco aprendiendo a conjurar la ausencia y a entender esa nueva presencia que nos ha dejado en su obra.

Es posible que los duros tiempos que hemos vivido nos hayan ayudado a comprender, o a recordar, la importancia que la lectura tiene en nuestra vida. Encontrarnos en un libro nos garantiza no estar solos, entrar en diálogos que nos enriquecen y nos hacen crecer. Y hablando de poesía, los poetas – los buenos – son capaces, a través de su propia experiencia, de destilar en palabra poética sentimientos, pensamientos e ideas que fácilmente reconocemos como nuestros. Cuánto más si el mundo que refleja el autor es el mismo que nosotros vemos.

Así sucede con Joaquín. La ciudad de las redes azules, esa Talavera tantas veces presente en su obra, de tantas formas, nos lleva de la mano hacia la lectura, otra vez, de una poesía siempre sugerente. Como lectores, podemos acomodar a nuestra propia experiencia su visión del río, el puente viejo, gentes que quizá conocimos, calles que también nosotros paseamos. Amor, amistad, literatura…reminiscencias de versos de otros siglos, que son como de ahora, a los que el poeta nos regresa a través de un juego mágico de palimsestos. Y de esta forma en los poemas de Benito de Lucas, en los versos de Joaquín, nos reconocemos.

En muchos momentos de su obra aparece la cerámica, a través de ceramistas, del rico significado simbólico del barro, o incluso de la ilustración de sus versos. Fue La canción del Ánfora el libro que Joaquín dedicó íntegramente al arte de la cerámica. En él los versos recorren todo el proceso de elaboración de la cerámica. Primero es la elección y preparación del barro (Lentamente se está la tierra preparando, / y, amorosa, se hermana / con todo lo que al barro le da su consistencia). Después el alfarero, que da forma a la pieza que le espera en la tierra (A esa arcilla compacta / acarician las manos / del artesano al ritmo de la rueda.). Cochuras, esmaltado, pincel, y de un trabajo de siglos, con simbolismo de creación, surge la pieza terminada, el ánfora (Esta ánfora contiene la fe de todo un pueblo…).

El poeta de la experiencia y la memoria nos ha dejado una hermosa herencia de versos, cuajados de un sentimiento poético universal, hacia el cual él nos tendió un puente de sencillo acceso a través de la ciudad que compartimos. Por eso en este día de los museos, en el primer aniversario de su muerte, hemos querido que esté presente, en esa fácil unión entre cerámica y poesía.

El poder de los museos, espacio intemporal de encuentros.