scorecardresearch

Sonora marcha de los transportistas por Talavera

La Tribuna
-

Decenas de camiones realizan un recorrido de varias horas, animados por los claxon y por el aplauso de los viandantes, en apoyo del paro que ha cumplido ya nueve días

Sonora marcha de los transportistas por Talavera - Foto: LGC

Una larga caravana de camiones ha recorrido durante toda la tarde las calles de Talavera para mostrar el respaldo del sector del transporte al paro en el sector, que ha cumplido ya nueve días. Desde las cinco de la tarde los camiones empezaron a salir del polígono industria de Torrehierro con destino al centro comercial, para regresar de nuevo por la avenida de Pío XII, desde donde se encaminó al punto inicial. 

Precedidos por la Policía Local, los vehículos circularon por las calles de la ciudad animados por el pitido de los claxon, en una ruidosa protesta que en varios puntos fue respaldada por el aplauso de los ciudadanos que se encontraban en la calle. Intercalados en el tráfico habitual de la ciudad, los transportistas formaron también largas filas con todo tipo de vehículos, en buena parte con la cabina tractora de los camiones, en algunos de los cuales se pudieron ver también pancartas con las principales reivindicaciones de la protesta.

Es la segunda protesta de los transportistas en Talavera desde que empezara la convocatoria de paro indefinido, el pasado día 14 de marzo. La anterior se celebró el pasado viernes, aunque en ese caso acudieron solo con turismos, encabezados por un coche fúnebre que simbolizaba la muerte del sector, al no conseguir autorización para sacar vehículos de mayores dimensiones.

La marcha de ayer duró cerca de cuatro horas, en las que los manifestantes recorrieron las calles de Talavera. Convocado por la Plataforma Nacional para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, con este paro se exigen al Gobierno medidas ante la creciente subida de los carburantes. Esta organización, que no ha sido convocada por el Gobierno para las negociaciones que se mantienen estos días, ha decidido no desconvocar el paro que desde hace ya nueve días azota a la cadena de suministro española, pese a la rebaja en el precio del combustible prometida el lunes por el Ejecutivo.