scorecardresearch

La iglesia de Carranque recupera su esplendor

Mario Gómez
-

La rehabilitación ha requerido nueve meses y una inversión de más de 200.000 euros, pero aún «queda mucho por hacer», tal y como afirma su párroco, Josué García

Un año después del incendio, el templo ya ha sido reinaugurado y está abierto al culto. - Foto: Yolanda Lancha

Han sido prácticamente 365 días de desvelos. Desde que en la madrugada del 4 de septiembre de 2021 se declarase un incendio que asoló la Parroquia de Carranque, y superados los primeros instantes de frustración, no quedaba más opción que ponerse «manos a la obra» para lograr revertir la situación y devolver al templo el esplendor que el fuego había arrebatado.

Al frente de todo, como no podía ser de otra forma, el párroco de la localidad, Josué García, «uno más de nosotros», como reconocen sus feligreses. Palabras y obras, puesto que a las palabras que estos le dedicaron, junto a un plato de cerámica que sirven de «reconocimiento de su trabajo y dedicación para lograr recuperar la iglesia», hay que sumar las cariñosas palabras que Francisco Cerro, arzobispo de Toledo le dedicó, destacando «su entereza y valentía».

Un arzobispo que fue el encargado de presidir la primera Eucaristía que se celebraba en el templo tras las obras, en el decimo quinto aniversario de su ordenación episcopal, y que en su homilía destacó «la necesidad de un corazón agradecido», «la necesidad de tener humildad a la hora de superar las adversidades», y la confianza, ya que «después del sufrimiento viene la resurrección». Estos tres ejes de la homilía de Cerro, los hiló con «los complicados momentos» a causa de los destrozos del fuego.

La madrugada del 4 de septiembre de 2021 el templo fue pasto de las llamas quedando gravemente afectado.La madrugada del 4 de septiembre de 2021 el templo fue pasto de las llamas quedando gravemente afectado. - Foto: Yolanda LanchaUna celebración que era con motivo de la festividad del Cristo y que contó con la presencia del delegado provincial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Javier Úbeda, el comisario provincial de la Policía Nacional, o el vicepresidente de Asuntos Generales, Empleo, Deportes y Promoción Turística, Fernando Muñoz entre otros.

A pesar de haberse cumplido los plazos para lograr rehabilitar el templo para el culto con motivo de la Fiesta del Cristo de la Fe, «aún no está todo terminado», puesto que tal y como explica el propio Josué García a La Tribuna, hay dos retablos que se encuentran en proceso de restauración, uno de ellos para rehacer por completo; y los de las capillas laterales están sometidos simplemente a un proceso de limpieza del hollín, «por lo que es necesario una restauración de los posibles daños».

García se muestra agradecido con las aportaciones de todas las entidades y particulares que han hecho posible una rehabilitación «en un tiempo récord», ya que las tareas han durado menos de nueve meses desde que comenzaron los trabajos, y anunció que «si existe consenso político en el Ayuntamiento, y con el permiso del Arzobispo, se va a solicitar que se instaure la fiesta del Cristo de la Fe el 4 de septiembre», volviendo a la tradición y rememorando la efeméride del incendio.

Josué García recibió un reconocimiento por su labor al frente de las obras.Josué García recibió un reconocimiento por su labor al frente de las obras. - Foto: Yolanda LanchaEn el aspecto económico, el grueso de la financiación hasta el momento ha llegado de las aportaciones de los fieles y rifas, loterías, y demás acciones benéficas, puesto que de los 220.000 euros que aproximadamente se llevan invertidos 130.000 han sido recaudados por estas iniciativas. Seguidos de ellos, la aseguradora ha concedido «unos 65.000 euros», seguido de los fondos aportados por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que se cifran en 50.000.

Por su parte, la Diócesis de Toledo junto a la Diputación provincial han añadido 9.500 euros cada una a través de la Comisión Mixta, fondos todos ellos que han servido para poder llevar a cabo esta primera parte de las obras que tenían como fin reabrir el templo al culto.

Las imágenes del Cristo de la Fe y la Virgen de la Piedad, desaparecieron a causa de las llamas, por lo que el párroco también tuvo palabras de agradecimiento a las parroquias de Añover de Tajo y El Viso de San Juan , que facilitaron la réplica.

Una obra que ha llevado implícita, además de la réplica de las dos tallas desaparecidas, La reparación del retablo mayor y la vidriera que superó la voracidad del fuego; la otra ha sido recreada tras su destrucción. Las paredes han sido picadas, y el falso techo modificado, del mismo modo el suelo se ha limpiado y se ha cubierto con mármol. Del mismo modo, los tejados han sido remodelados y la iluminación ha sido cambiada, siendo revisada toda la instalación eléctrica. 

Durante estas tareas, han aflorado pinturas de finales del XIX o principios del XX, y que a pesar de su escaso valor artístico, se ha procedido a conservar como merecen. 

«Hasta los bancos han sido restaurados», y es que a pesar de que solo las primeras filas se vieron afectadas por el fuego, la ocasión ha sido aprovechada para lijar y barnizar los casi 70 que se distribuyen por el templo.

De este modo Carranque volvió a celebrar sus fiestas con su Cristo de la Fe en su Parroquia, cumpliendo así la voluntad de los vecinos que, allá por marzo ya expresaban la intención de «celebrar las fiestas por todo lo alto» y entre risas comentaban que «antes de septiembre deben estar los trabajos terminados».