scorecardresearch

El dolor más humano

Ramiro González
-

La miniserie británica 'Esto te va a doler' supone una nueva vuelta de tuerca de las populares producciones ambientadas en hospitales

El dolor más humano

Movistar + nos trae una nueva propuesta de la británica BBC, una miniserie que nos lleva al mundo de la medicina desde una perspectiva diferente. Se titula Esto te va a doler y, desde luego, es una gran sorpresa dentro del género de las series de médicos, donde no vamos a encontrar romances entre médicos guapos ni culebrones. Aquí viajamos al más crudo realismo de lo que supone esta profesión tan apasionante.

Basada en las memorias de Adam Kay, esta ficción nos lleva a un hospital público del Reino Unido. Adam (Ben Wishaw) trabaja unas 97 horas a la semana. Apenas duerme y cuando lo intenta, visualiza casi de forma permanente un fallo que ha cometido hace poco con una paciente. Se enfrenta a un tribunal de ética. 

Tiene una estupenda relación con su comprensivo novio, Harry, e intenta compaginar esas jornadas eternas con sus amigos y pareja, pero, a veces, el trabajo le persigue hasta su propia casa, erosionando las relaciones y dificultando salir adelante. 

El dolor más humano El dolor más humano Adam se hace constantemente la misma pregunta: ¿Merece la pena tanto esfuerzo? ¿Es justo? ¿Compensa? Su compañera y aprendiz, Shruti, le dará un buen motivo para la esperanza.

En mayor o menor medida, todos hemos visto alguna vez una serie de temática sanitaria. Y casi todas se cortan por un patrón muy parecido: un grupo de médicos muy guapos que tienen relaciones amorosas complicadas entre ellos así como vidas personales un tanto desastrosas. Pero pocas son las producciones que realmente se hayan centrado en el lado más humano y bonito de la profesión por muy duro que este sea. 

En estas mismas páginas hablamos hace tiempo de la excelente DOC, ficción italiana de la RAI que merece más reconocimiento del que tiene, y luego está Chicago Med, que tiene un estilo similar a lo que pudo ser Urgencias en su día, pero con una perspectiva mucho más auténtica.

El caso de Esto te va a doler es el de estas últimas. Adam es un personaje muy humano, y la actuación de Ben Wishaw logra transmitir con pocos gestos esa crudeza. Basta verle la expresión de la cara para comprender el dolor que transmite, la impotencia que tiene en muchos casos por no poder hacer más, y, sin duda, el guion no escatima en reforzar el aspecto más crítico de la serie, señalando la pobreza en la que se mueve el sistema público británico.

'Thriller' psicológico

Quien esto escribe no ha leído el libro de memorias de Adam Kay, pero todo indica que la realización de la producción con su puesta en escena incide perfectamente en estos aspectos, sirviéndose en algunos casos de momentos de thriller psicológico con los que nos adentramos en la mente del protagonista, quien busca con auténtica desesperación superar ese fallo con una joven madre a la que está a punto de perder en el quirófano.

Como ha quedado patente a lo largo del artículo, Esto te va a doler no es una serie para nada complaciente. No se trata de una comedia, ni siquiera de un drama más o menos ligero. Es muy sencilla en su buen hacer, pero ahí es donde reside precisamente el talento de sus creadores, en cómo transmitir tanta opresión y oscuridad y ser capaces de sacar al mismo tiempo un pequeño halo de esperanza. Parece que habrá segunda temporada. Tendremos que seguir los pasos de Adam y ver si es capaz de ver la luz al final del túnel.