scorecardresearch

José de Jesús reprocha a Sánchez el acercamiento de presos

Leticia G. Colao
-

El padre del guardia civil asesinado por ETA hace 22 años destaca la «rabia e indignación» de su familia tras conocer que el asesino de su hijo se acerca al País Vasco. Asegura que se debe al "desgobierno traidor y sinvergüenza"

José de Jesús reprocha a Sánchez el acercamiento de presos - Foto: Manu Reino

Pocos días después de cumplirse 22 años del asesinato del talaverano José Ángel de Jesús Encinas a manos de la banda terrorista ETA en Sallent de Gállego (Huesca), las malas noticias siguen llegando a su familia como auténticos jarros de agua fría. Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado a prisiones del País Vasco del exdirigente de ETA Francisco Javier García Gaztelu, alias Txapote, autor intelectual del atentado que le costó la vida al guardia civil talaverano y a su compañera Irene Fernández.

El «dolor, rabia, impotencia e indignación» que siente la familia de José Ángel se deja notar en la voz de su padre. Y es que al final, dice, parece que los terroristas tienen más derechos y consiguen lo que buscan. «Lo hacen gracias a este desgobierno sinvergüenza y traidor que tenemos», indica a La Tribuna. «Sus socios son tan cómplices como los asesinos», añade.

El que fuera jefe militar de ETA, que desde hace más de un año cumple pena en la prisión madrileña de Estremera, acumula penas que superan los 500 años de prisión por los asesinatos de Miguel Ángel Blanco, Fernando Buesa y su escolta, Jorge Diez Elorza, Fernando Mújica, Gregorio Ordóñez o el del propio José Ángel.

Junto a él, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco han autorizado el traslado de otros 11 reclusos a centros penitenciarios de Euskadi, entre ellos el de Aitor Aguirrebarrena Beldarrain, alias Peio, uno de los autores materiales del atentado de Sallent de Gállego aquel 20 de agosto de 2000.

La rabia y el sentimiento de indefensión de la familia De Jesús Encinas es total estos días. Se suma al «dolor crónico» por el asesinato de su hijo. «Después de 22 años esto es crónico, es el día a día y encima con todas estas noticias, más acercamientos... dentro de poco estarán en la calle», indica.

José de Jesús no puede más que culpar al Gobierno de Sánchez por las «concesiones» a sus «socios independentistas». En su opinión, «hay que conceder para seguir ahí en la silla», y recuerda que los representantes de Bildu «son tan asesinos como los otros».

Interior desplaza también a Henri Parot, preso en un centro de León desde 1990 con una condena acumulada de 41 años por 39 asesinatos, homicidios y atentados, entre ellos el del Cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, en el que también fallecieron tres personas vinculadas a Talavera.

Fue el 11 de diciembre de 1987 cuando la explosión detonada por Parot derrumbó parte del cuartel y acabó con la vida de 11 personas, entre ellas las del matrimonio formado por el sargento de la guardia civil José Julián Pino Arriero y su esposa María del Carmen Fernández Muñoz, y la de su hija Silvia, de tan sólo 7 años. Los dos hijos mayores de la pareja, Víctor y José María, se encontraban entre los 88 heridos del acto terrorista.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo lamenta la decisión y recuerdan que «ya solo quedan 45 presos fuera de las cárceles del País Vasco y Navarra».