scorecardresearch

El caudal del Tajo a su paso por Safont desciende bruscamente

F. J. R.
-

El río en la zona del puente de Azarquiel era a primera hora de la mañana de ayer una fina lámina de agua, a pesar de que la CHT notificaba que el caudal entonces era de 36,86 m3 por segundo

La isla de Antolinez pudo verse hasta la tarde de ayer junto al puente de Azarquiel. - Foto: Cátedra del Tajo

El Greco la pintó en su 'Vista y plano de Toledo' (1608-1614) y, tras años sumergida, ayer los toledanos pudieron volver a verla. La denominada isla de Antolinez, un enorme islote que hace siglos se encontraba en la actual zona del puente de Azarquiel, pero que desapareció en el XIX al modificarse artificialmente los meandros de esa zona, pudo verse hasta la tarde ayer a la perfección debido a un brusco descenso del nivel del agua; con el consiguiente riesgo de mortalidad de peces. 

La Cátedra del Tajo, a través de sus redes sociales, se encargó de dar la voz de alarma a las nueve de la mañana, subiendo unas fotografías que mostraban el contorno de la desaparecida isla.

En esos momentos, según ha podido consultar La Tribuna en el  Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Tajo, el supuesto caudal del río en el punto de control de la Casa del Diamantista, un kilómetro río abajo del puente de Azarquiel, era de 36,86 metros cúbicos por segundo.

La Cátedra por el Tajo alerta de una posible mortalidad de peces.La Cátedra por el Tajo alerta de una posible mortalidad de peces. - Foto: Cátedra por el TajoLa cifra sorprende, puesto que supera con mucha holgura los caudales ecológicos mínimos fijados en el nuevo Plan de Cuenca (de 17 m3/s en Toledo) y, además, no se corresponde en absoluto con la evolución que tuvo el río a lo largo de la jornada de ayer.

Y es que, si a las 9:00 horas se notificaba por el SAIH un total de 36,86 metros cúbicos por segundo de agua en esa zona aproximada del Tajo, hasta las 15:00 horas ese nivel no se modificó. Curiosamente, aunque el agua subió en altura y desapareció de nuevo la cresta de la isla de Antolinez, los registros de la Confederación Hidrográfica del Tajo notificaron que el caudal del río había entonces bajado a 15 m3/s.

A las 18:00 horas la isla de Antolinez se adivinaba bajo una fina lámina de agua en la zona de Azarquiel, poniendo en entredicho las mediciones del SAIH.

Además, como advirtió la Cátedra del Tajo de la UCLM y la Fundación Soliss, el brusco descenso del nivel del agua a su paso por Safont puede llegar a poner en riesgo la vida de cientos de peces. 

Hace días que en esa zona el agua no salta la presa de Safont y el descenso del río puede deberse, además de la falta de caudal, al riego en la zona.