scorecardresearch

El POM quiere unir Tres Culturas con Valparaíso y Buenavista

J.S.
-

El PAU del Observatorio será una de las piezas para lograr unir estos tres ámbitos de la ciudad. El jueves se inicia una tramitación administrativa que llevará años

El POM quiere unir Tres Culturas con Valparaíso y Buenavista - Foto: La Tribuna/Elaboración propia

Quince años después de la aprobación del último Plan de Ordenación Municipal y cuatro después de su anulación por el Tribunal Superior de Justicia, el Ayuntamiento de Toledo tiene ya un avance del documento urbanístico que sustituirá al longevo y desfasado Plan General de 1986, vigente de nuevo desde marzo de 2018.

El documento de diagnóstico y el avance del nuevo Plan de Ordenación Municipal, que será presentado mañana por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, en la Comisión de Urbanismo.

Poco ha trascendido de las líneas maestras que diseñarán el Toledo de los próximos años, aunque sí conocemos, por ejemplo, que el documento urbanístico inicial sólo prevé de 12.000 a 18.000 nuevas viviendas. Es, sin lugar a dudas, una enmienda a la totalidad del anterior Plan de Ordenación que preveía la construcción de 49.436 unidades residenciales. Es decir, de los planos se han eliminado entre 37.436 y 31.436 viviendas.

Pero más importante que saber cuánto va a crecer la ciudad es responder la pregunta de por dónde  lo hará. El actual equipo de Gobierno tiene claro que un Toledo sostenible pasa por 'coser' urbanísticamente los distintos barrios de la ciudad. La operación es tan necesaria como urgente para poder abaratar los costes de los servicios públicos que se prestan, especialmente el del transporte urbano o el de la recogida de basuras. La diseminación de núcleos encarece la factura que se abona a las concesionarias, que podrían prestar un mejor servicio si la capital regional funcionara como una ciudad y no como una conurbación.

Detectado el problema sobre el papel, ha llegado el momento darle una solución urbanística. Una de las actuaciones para hacer ciudad pasa por unir Valparaíso, con  la urbanización Tres Culturas y con Buenavista.

Integrar la urbanización de las Tres Culturas en la trama urbana es uno de las urgencias que hay que abordar para que deje de ser un núcleo aislado de la ciudad a la que sólo se puede entrar y salir con coche a no ser que uno se arme de valor e intente llegar a Buenavista por la pasarela peatonal que cruza la TO-21 o dar un paseo interminable para desembocar por el denominado puente de Telefónica -por el  que no se permite el tráfico rodado- para desembocar en Buenavista por la parte alta de la calle Reino Unido.

Para 'rellenar' la ciudad por la zona noroeste de la ciudad una pieza es fundamental. Se trata del PAUde Buenavista-Observatorio que ya  formaba parte del suelo urbanizable del Plan de Ordenación Municipal de 2007 y que el actual equipo de Gobierno ya intentó 'indultar' en la pasada legislatura en la Modificación Puntual 29 del Plan  General de 1986, que, aunque fue aprobada inicialmente por el Pleno del Ayuntamiento de Toledo no  ha logrado contar con el visto bueno del Gobierno regional, que tiene las competencias urbanísticas.

Las razones para salvar el PAUde Buenavista-Observatorio no son estrictamente estrategia de ciudad, ya que hay una sentencia judicial que es su mayor aval. El Plan Parcial de 2007 autorizaba 557 viviendas en esta zona, que también estaría cerca de otro de los desarrollos urbanísticos por los que apostará el nuevo documento urbanístico: La Peraleda.

Azucaica. Otro de los barrios que también está llamado a crecer pero rellanando los ámbitos ya construidos es el de Azucaica. Así, el nuevo instrumento urbanístico, que inicia ahora una tramitación que llevará años y que obligará a una concertación administrativa con otras instituciones incluirá ámbitos urbanizables cercanos a  la Residencia Social Asistida San José y 'La Vinagra'.