scorecardresearch

Gran bronce mundial para Paco Cubelos

La Tribuna
-

El piragüista talaverano anota su cuarta medalla mundialista con un triunfo en el K1 1.500

Gran bronce mundial para Paco Cubelos

El piragüista talaverano Paco Cubelos ha conseguido colgarse el bronce mundial en el K1 5.000 tras una prueba magnífica para el talaverano. "Esta medalla sabe a oro. Ha sido una semana muy dura", aseguraba Cubelos en su cuenta de Twitter una vez coronado; "lo comparto con todos los que me apoyan, pero en especial con mi familia. Han sido días difíciles", añadía.

El triunfo le ha llegado al piragüista talaverano después de que el sábado quedará octavo del mundo en la final del K1 1.000 en los Campeonatos del Mundo de piragüismo sprint de Halifax (Canadá).

La prueba no resultó fácil para el palista talaverano, que suma su cuarta medalla mundialista, tras el diploma olímpico logrado en Tokio 2020: "Problemas en la salida, y con el timón roto y sin poder controlarlo desde la 1ª vuelta tras varios altercados en las ciabogas, pero siempre con la esperanza de poder darlos una alegría y no abandonar mientras me quedaran fuerzas. Gracias por ser mi motor", señalaba en su Twitter.

Gran bronce mundial para Paco CubelosGran bronce mundial para Paco Cubelos

El equipo español de piragüismo vivió un domingo estelar en los Mundiales de Halifax (Canadá) con las medallas de oro de Carlos Arévalo y el C4 500, las de plata y bronce que se colgó María Corbera en C1 200 y C1 5.000, y el bronce de Paco Cubelos en K1 5.000, para cerrar en lo más alto el medallero con ocho metales.

El piragüismo español ya hizo historia el sábado con el K4 500, el C2 500 y el K2 200, dos oros y una plata en el Mundial de sprint olímpico, pero el domingo terminó de coronarse en el Lago Banook. Cuatro oros, dos platas y dos bronces en total, y tres de esos éxitos en competiciones que serán olímpicas en los Juegos Olímpicos de París 2024 (K4 500, C2 500 y C1 200).

La madrileña María Corbera abrió el festival del domingo en el C1 200, solo por detrás de la estadounidense Nevin Harrison (campeona olímpica) para proclamarse subcampeona del mundo. Corbera volvió a la acción en la sesión de tarde, en la final de los 5.000 metros, donde volvió a subirse al podio con un bronce, por detrás de la canadiense Katie Vincent y la alemana Annika Loske.

Mientras, tras haber conseguido el oro el sábado con el K4 500, Carlos Arévalo encaró la final del K1 200 con la misma seguridad y sabiéndose favorito al podio. El gallego impuso su ritmo hasta proclamarse campeón del mundo con un tiempo de 36:43, 28 décimas de ventaja sobre el sueco Petter Menning, plata.

La tercera medalla española de la jornada fue otro oro en el C4 500. Joan Moreno, Pablo Grana, Manuel Fontán y Adrián Sieiro se pusieron en cabeza desde la salida y ninguna embarcación les dio caza, campeones del mundo con un tiempo de 1:39,42, con casi medio segundo de ventaja sobre los polacos y 1,10 sobre los ucranios.

El cierre perfecto lo pusieron Corbera y Paco Cubelos. El talaverano se desquitó en el K1 5.000 de la final de 1000 metros y, aunque se le escapó la plata, sumó un bronce que nunca olvidará. Así se llegó a las ocho medallas en Halifax, afianzándose el piragüismo español como potencia mundial a dos años de París 2024, con otro plato interesante en dos semanas con el Europeo de Múnich.

ARCHIVADO EN: Piragüismo, Canadá, Tokio