scorecardresearch

Los PGE se olvidan del puente y el tercer carril del Polígono

F. J. R.
-

Los grandes proyectos del Estado en la ciudad, como la conexión de la A-40 y su puente, el tercer carril de la TO-23 o el AVE extremeño, no están incluidos. El Instituto de Medicina Legal, con 3,2 millones, es la inversión más importante para Toledo

El Instituto de Medicina legal que se levantará en esta parcela de la calle Dinamarca es la principal inversión del Estado en Toledo en 2023. - Foto: D. Pérez

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presentó ayer el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023. Las cuentas apuntan a la mayor partida en gasto social de la historia democrática de España, pero como siempre la alegría va por barrios y el documento no satisface, ni mucho menos, a todos por igual.

La provincia de Toledo es la menos agraciada en el reparto de inversiones de todo el territorio. En total percibirá el próximo año 41,12 millones de euros, y su capital logra arañar cerca de un 17,7% de esa cantidad, lo que se traduce en unos 7,3 millones de euros.

La cifra para Toledo se reparte en diez apartados, entre los que destaca las obras de construcción del Instituto de Medicina Legal en la calle Dinamarca. Ese proyecto, actualmente en licitación, contará en 2023 con una inyección del Estado de 3,2 millones de euros, siendo la apuesta económica más fuerte de Moncloa en la ciudad.

Así, destaca que desde el Ejecutivo nacional se hayan olvidado de otros grandes proyectos que llevan tiempo sonando con fuerza en Toledo, pero que no tendrán partida presupuestaria de momento. Se trata, principalmente, de la conexión de la A-40 en el tramo entre Toledo y Ocaña, cuyo estudio informativo obtuvo hace escasos días la Declaración de Impacto Ambiental favorable y sigue en marcha con la intención de levantar un puente que, además de continuar esa autovía, permita la conexión de los barrios de Azucaica y el Polígono.

El proyecto incluiría algo menos de cuatro kilómetros de carretera y un viaducto sobre el Tajo con una altura máxima de 80 metros sobre el río, y de momento se queda sin ningún presupuesto de cara a 2023.

Lo mismo sucede con otra inversión para el Polígono, ya que el tercer carril de ampliación de la antigua carretera de Ocaña, la ahora denominada TO-23, no se encuentra contemplada con partida específica en los PGE.

La infraestructura que sí cuenta con su apartado en los presupuestos es el AVE Madrid-Extremadura. El proyecto maneja la opción de que esa futura línea de alta velocidad tenga una parada específica en Toledo, y aunque la opción inicial era construir una ampliación frente a la antigua estación del Paseo de la Rosa, finalmente se ha considerado levantar una nueva en una zona aún por definir a las afueras del Polígono.

A pesar de contar con su literatura en los PGE 2023, la partida económica para 2023 de este proyecto aparece totalmente en blanco, por lo que se traduce en que no habrá ninguna novedad al respecto en los próximos 14 meses.

El único que saca algo en claro los de las nuevas cuentas públicas es el Consorcio de la Ciudad de Toledo. La entidad rehabilitadora del Casco Histórico, como ya anunciara hace algunos días la alcaldesa Milagros Tolón, va a ver incrementada su aportación por parte del Estado. Así, el próximo año recibirá 1.621.000 euros, una cifra que se iguala con datos de 2014.

El resto de los ocho proyectos que se incluyen en los PGE, y afectan directamente a la ciudad son menores en cuanto a cuantía económica. Las obras del Museo Postal de la calle la Plata recibirán 734.000 euros, las murallas de la ciudad vuelven a tener partida (500.000 euros) para su consolidación y la rehabilitación del Palacio de Malpica se completará después de años con otros 400.000 euros.

Las obras de reforma de la Audiencia Provincial terminarán de pagarse con 100.000 euros, y las obras de la oficina única del Museo Sefardí se completarán con 300.000 euros por parte del Gobierno central.