scorecardresearch

Supeditan la reducción del agua a la modernización de regadíos

Leticia G. Colao
-

La Comunidad del Canal Bajo votó a favor del nuevo plan de Cuenca pero con condicionantes, entre ellos la finalización de la elevación del Arroyo de las Parras.

Supeditan la reducción del agua a la modernización de regadíos - Foto: Manu Reino

La Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Alberche mostró su voto favorable al informe del Consejo del Agua en la Demarcación Hidrográfica del Tajo, aunque condicionado y con matices. En principio, indica el presidente, José Manuel Villegas, «el plan nos parece que está bien, aunque hay algunas cuestiones que tienen que mejorar o hacerse».

Villegas reconoce que contempla una reducción de las dotaciones de riego por hectárea, que entiende será con carácter general, pero solicitarán que esta reducción «solo se aplique una vez que se haya modernizado» el sistema de regadío, no antes.

En declaraciones a La Tribuna, el nuevo presidente de la Comunidad de Regantes, insiste que «no podemos tener una dotación de agua de un riego modernizado hasta que no se modernice». Son conscientes de que se está haciendo en toda España, con carácter general, y son exigencias europeas, pero no encuentran lógico que esta se lleve a cabo hasta que la anhelada modernización no sea una realidad.

Esta es una de las cuestiones que los regantes mejorarían del Plan Hidrológico para el Tajo, en lo que coinciden con la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche. Su cofundador, Miguel Ángel Sánchez, tachaba de «intolerable» este punto de reducir agua en la cuenca del Tajo, al ser este un río excedentario y sin embargo «sí haya agua para regar 200.000 hectáreas en Murcia».

Este es uno de los condicionantes que los regantes del Canal Bajo ponen al nuevo documento, y una de las alegaciones presentadas hace más de un año.

El aspecto más positivo del nuevo texto para los regantes del Alberche se encuentra en la dotación económica de 16 millones de euros para llevar a cabo la citada modernización de los regadíos. No obstante, Villegas recuerda que no es exclusiva para los regantes del Alberche, sino que esa cantidad debe repartirse entre las tres comunidades de regantes de la demarcación del Tajo, aunque sí confía en que la mayor parte de dinero se invierta en el Canal Bajo «porque somos los que más lo necesitamos». Es un punto de partida que puede suponer «el comienzo de la modernización del regadío», aunque está previsto para 2027, añade.

Otra petición importante es que con esta inversión se pueda terminar la elevación del Arroyo de Las Parras, fundamental para su actividad, «ya que garantizaría el suministro de agua en periodo de escasez», aunque esta proceda del Tajo.

Villegas recuerda que en el presente año, con una fuerte sequía en los primeros meses, han estado a punto de entrar en situación de emergencia «y no hubiéramos tenido agua». La obra de elevación de Las Parras, que se inició hace 3 años, sigue sin finalizarse «y la inversión que se ha hecho si no se termina no sirve para nada».

No obstante, recuerda, no es muy lógico que «la cuenca cedente tenga restricciones y que se sigan haciendo trasvases».

No son los únicos aspectos a mejorar, ya que consideran que es fundamental la depuración de las aguas de Madrid para que el Tajo «venga con el agua de mucha mejor calidad y, por supuesto, más cantidad».

Todos estos puntos resumen el voto favorable con condicionantes, «flecos que esperamos que se vayan resolviendo».

Caudales ecológicos. Junto a las cuestiones para las que reclaman una modificación, la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Alberche también reconoce cosas positivas en el borrador del Plan de Cuenca del Tajo. Entre ellas, que en los periodos que haya reducción de agua para los regantes por estar en situación de alerta, también se reduzcan los caudales ecológicos. En su opinión, es una «decisión responsable y todos tenemos que ser solidarios».