scorecardresearch

175 años de una familia servicial a Toledo

Jaime Galán
-

El Ayuntamiento homenajeó ayer a José María San Román y a su familia con la presentación del libro que reúne la historia de su empresa familiar, la funeraria más longeva de España. Asistieron personalidades reconocidas de varios sectores de la ciudad

La presentación del libro se llevó a cabo en la Sala Capitular del Ayuntamiento de Toledo. - Foto: David Pérez

El tiempo no es otra cosa que el espacio entre nuestros recuerdos. Con esta frase comienza el prólogo de la dirección de Funeraria San Román en el libro que reúne su historia y fue mencionada también por José María San Román en la presentación de este ejemplar. Y es que 175 años dan para muchos recuerdos. De ahí los sentimientos que salieron a flote en este evento celebrado en la Sala Capitular del Ayuntamiento, especialmente por parte de José María hacia sus padres y abuelos. La alcaldesa, Milagros Tolón, también ha tenido buenas palabras para referirse a ellos, al considerarlos «una de las familias que más han marcado a la ciudad, por su compromiso con los toledanos y por el trabajo innumerable que han dado a muchísimos de ellos a lo largo de los años».

El director Ejecutivo del grupo de empresas San Román, el mencionado José María San Román, recordó en su discurso la vinculación que tenía su familia con el sector funerario, hasta en la política, al rememorar que su padre fue concejal del Cementerio en el Ayuntamiento. «Aunque también de festejos, una incongruencia» apuntó San Román generando unas pequeñas carcajadas entre el público.  Vinculación que no necesita explicación teniendo en cuenta que el negocio se viene desarrollando desde hace 175 años en cinco generaciones distintas, lo que convierte a la empresa en la más longeva del sector en todo el país.

El libro, 'Funeraria de San Román: 175 años de historia de una empresa familiar de Toledo', ha sido editado por Antonio Pareja, calificado por José María Román como un «perfeccionista», y escrito por Rafael del Cerro, quien ha descrito su labor como «un reto de primera mano  por revelar el trabajo de cinco generaciones entrelazadas con los cambios sociales del país y de Toledo».

El autor narró durante la presentación varios de los episodios que abarca el contenido del libro. Entre ellos, los problemas del Ayuntamiento de Toledo a lo largo de los años para encontrar un cementerio decente, mencionando varias de las ubicaciones en las que se ha dado servicio. Del Cerro también ha destacado como en 1846 la familia San Román, con Julián a la cabeza, cambió el modelo establecido en la ciudad para el traslado de difuntos, hasta entonces desplazados por los propios familiares hasta las parroquias correspondientes.

Un libro, por tanto, que como bien dijo la alcaldesa «rebosa historia de la ciudad». Y sin ir más lejos, rememoró un pasado muy reciente, como es la pandemia de la Covid-19 en la que la empresa funeraria «actuó con mucha entereza», afirmó Milagros Tolón. En referencia a esa crisis sanitaria, José María San Román aprovechó el momento para elogiar a los toledanos que «en momentos difíciles, tras haber perdido a un familiar, tuvieron un comportamiento ejemplar cuando se enteraban de que no iban a tener pompa fúnebre por las restricciones sanitarias».

En resumen, se ha homenajeado a una empresa familiar y a toda una historia de la ciudad. Y la prueba de ello fue la extensa presencia de personalidades reconocidas de la sociedad toledana, ya sea María Ángeles Bonilla, Manuel Madruga, Fernando Collado o muchos y diferentes perfiles más.