scorecardresearch

Brigidano plantea una tercera sección en la Audiencia toledana

M.G.
-

El presidente de la Audiencia Provincial también propone crear tres plazas más de magistrados para aliviar la carga

La Audiencia Provincial de Toledo. - Foto: Víctor Ballesteros

Cuando los números avalan más medios y la actividad diaria termina de acreditarlo, lo lógico es avanzar. Así lo entiende también el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) en la memoria que acaba de presentar sobre 2021. Un documento muy completo que explica las necesidades, las dificultades del ámbito judicial y las posibles y futuras apuestas para ofrecer una Justicia de calidad y lo más cercana posible a lo que demanda la realidad. 

La memoria destaca en varios de sus apartados la saturación que sufre desde hace tiempo la Audiencia Provincial de Toledo. El TSJ avala el informe de actividad que remitió en su momento el presidente de la Audiencia de Toledo, Juan Ramón Brigidano, que subraya una importante sobrecarga de trabajo en las dos secciones.

Atendiendo a las cifras, la Audiencia ingresó 3.862 asuntos el año pasado, 2.363 civiles y 1.499 penales, y resolvió 2.744. A pesar de la agilidad de los magistrados y de los refuerzos aún quedaron pendientes 3.855 asuntos a finales de año.

Si bien, la primera asume «una desmesurada entrada de asuntos civiles», a través del Juzgado de lo Mercantil y del número 8, que se suman a los asuntos penales y a una litigiosidad que no baja, con lo que observa desde hace tiempo «unos números de entrada que superan lo coyuntural» y obligan a solicitar refuerzos temporales y aumento de la plantilla de magistrados. 

El informe que se incluye en esta memoria incide en que la Sección Primera de la Audiencia soporta un 193% de carga de trabajo  si se mide en relación con el acuerdo que se alcanzó en su día entre el Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para evaluar la actividad y fijar los límites de lo razonable, con lo que Brigidano insiste en la necesidad de aumentar dos magistrados más en esta sección, ya que se aconseja no más de 200 asuntos por magistrado y año y la realidad obliga a que cada uno de ellos se haga cargo de aproximadamente 500 asuntos anualmente. 

Pese a la petición de ampliación de plantilla,  la Sección Primera de la Audiencia de Toledo confía en que el Ministerio de Justicia mantenga el refuerzo en  materia de impugnación de condiciones generales, las conocidas cláusulas suelo,  de cuatro magistrados en comisión de servicio, aunque el volumen de asuntos, entre 800 y 900 al año, permitirá rebajar la pendencia «de forma muy lenta». 

Al presidente de la Audiencia también le preocupa la resolución de los asuntos ordinarios no preferentes, puesto que «tienen una tardanza superior a los 2,5 años» y algunos de ellos son de naturaleza mercantil y «tienen especial complejidad».

En una situación similar se encuentra la Sección Segunda, con cinco magistrados y una sobrecarga de trabajo del 129%, un porcentaje que también da pie a solicitar un magistrado más para agilizar la resolución de asuntos. 

 

nueva sección. Los datos avalan la creación de la tercera sección «con competencia penal de enjuiciamiento y de apelaciones de sentencias , asÍ como de asuntos de menores y de Vigilancia Penitenciaria», con lo que las dos secciones actuales mantendrían su carácter mixto, civil y penal. Además, Brigidano apunta que el coste económico «sería mínimo» porque hay espacio en desuso en la planta baja de la Audiencia.