scorecardresearch

Profanan y tiran en la calle el sagrario de un convento

J.M.
-

El párroco de Illescas encontró el tabernáculo por el suelo en la calle Cirineo sin algunas piezas. El arzobispo de Toledo ha presidido una misa de reparación

Profanan y tiran en la calle el sagrario de un convento

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, presidió el martes la misa de reparación por el robo del sagrario con las formas consagradas en el convento de la comunidad 'Stella matutina' de Illescas. Además, se celebró una procesión por las calles del municipio sagreño. El tabernáculo apareció poco después tirado en la calle Cirineo. Se trata del primer suceso de este tipo ocurrido en la localidad.

El párroco de Illescas, Eugenio Molero, explicó al respecto el lunes en la radio municipal de la localidad sagreña la profanación del tabernáculo cometida el domingo en el convento 'Stella matutina'. «Para un creyente, lo que está dentro del sagrario no es otra cosa que el cuerpo y la sangre de Cristo. Para un creyente, no se han llevado algo de valor muy alto, sino que se han llevado lo más importante que tenemos en una iglesia», aseveró al respecto el clérigo.

«Para la comunidad católica de Illescas es un día muy triste. Lo que pasó ayer -por el domingo- ha sido muy, muy triste, porque no podían atentar contra algo más sagrado», resaltó el párroco, quien puso una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil.

«No sospechamos de nadie. No tengo sospechas», señaló al respecto el sacerdote, quien encontró precisamente el sagrario con las formas por el suelo a la vuelta de la presentación de la denuncia. El tabernáculo se encontraba cerca de los juzgados illescanos, en la calle Cirineo, una palabra que alude a Simón Cirineo, quien ayudó a Jesús a llevar la cruz en el camino del Calvario.

No obstante, los autores se llevaron el copón para guardar el santísimo sacramento y una pequeña custodia. «Dios quiere mucho a los que han hecho esto aunque no se han enterado. Dios los ama con amor infinito y con amor eterno. Por supuesto, el que se ha llevado el sagrario no se ha enterado de lo que Dios le quiere por que si no, en lugar de robarlo y tirarlo, estaría de rodillas ante él, adorándolo. Perdonamos a quien lo haya hecho», expresó el párroco como mensaje a los autores.

El arzobispo de Toledo acudió al convento de la comunidad 'Stella matutina' al día siguiente del robo para la reparación, como es habitual cuando se comete un sacrilegio de este tipo. La misa y la procesión estuvieron abiertas a los fieles que quisieron acompañar a los religiosos.

El párroco hizo hincapié en que sucesos como el de Illescas no son aislados sino que ocurren con relativa frecuencia en las iglesias. «Creemos que hay otros fines ocultos», indicó sin revelar cuáles serían esos objetivos.

Sí se trata del primer robo y profanación ocurrido en Illescas, pero se han denunciado hechos anteriores parecidos en municipios cercanos, tal y como aseveró el párroco sagreño.