scorecardresearch

El CD Toledo pide calma

J. M. Loeches
-

Las negociaciones con Diego Merino siguen abiertas, pero hasta que no se llegue a un acuerdo, el técnico se mantendrá en su puesto

El CD Toledo pide calma - Foto: Yolanda Lancha

El CD Toledo ha tenido que salir al paso de los acontecimientos para pedir calma a sus aficionados. A pocos días de una nueva jornada, la séptima ya del campeonato liguero en el Grupo V de Segunda RFEF, el consejo de administración quiere que las aguas no se salgan de su cauce por la importancia de los puntos que se van a poner en juego el domingo frente al CF Intercity.

Así, por medio de un comunicado, hizo oficial lo que ya se sabía, que se encuentra en negociaciones con el entrenador, Diego Merino, para pactar su salida. Y es que, se admite que la entidad verde arrastra «problemas con la administración y antiguos proveedores, con los que se están dando los pasos adecuados para solventar la situación económica y patrimonial de forma definitiva».

Es esta la razón principal por la que no se ha ejecutado el finiquito del extremeño, quien, eso sí, está convencido de que el trabajo es bueno y acabará dando sus resultados. Además, parece que algunas de las propuestas iniciales para resolver su situación contractual tampoco han sido aceptadas por el de Mérida.

De esta manera, parece que el escenario de una salida precipitada antes del choque del domingo no existía, de ahí el comunicado oficial. Diego Merino se sentará el domingo en el banquillo y dirigirá con normalidad los entrenamientos hasta entonces, y posteriormente. De hecho, aunque no lo hizo este miércoles, en el regreso del grupo al trabajo tras dos días descanso, el motivo fue una indisposición de la que ya está repuesto.

En cualquier caso, el caldo de cultivo puede provocar que los frentes abiertos se agraven. Por un lado, la plantilla debe mirar de frente a un entrenador que sabe derrotado y que debe seguir confeccionando alineaciones. Por el otro, la afición ya se sabe cómo las gasta, y el domingo puede acudir al Salto del Caballo a humillar a su entrenador porque es 'vox populi' que el sentir general apunta a que sus planteamientos son insoportables.

Entre tanto, en ese comunicado difundido por las redes sociales, desde el CD Toledo también se ha manifestado que se actuará «conforme a la normativa disciplinaria vigente ante cualquier conducta que se aparte del normal desenvolvimiento de las obligaciones profesionales de cualquiera de sus empleados». ¿Va para el técnico? ¿Va para todos? ¿Se busca un resquicio legal para respaldar el despido?

Atodo esto, Merino tiene contrato en vigor hasta 2023. El pasado mes de abril se le renovó por dos temporadas más tras llegarle una oferta del Deportivo Alavés.