El quiosco del Prado sale a licitación por 100 euros al año

Lola Morán Fdez.
-

El plazo de presentación de ofertas concluirá el próximo día 29 tal y como recoge el pliego, que precisa que el adjudicatario deberá efectuar las obras necesarias de reparación del inmueble por su cuenta

El quiosco del Prado sale a licitación por 100 euros al año

El quiosco número 2 de los Jardines del Prado, situado junto al estanque de los patos, ha salido a licitación por un canon mínimo anual, mejorable al alza, de 100 euros y un periodo de concesión de 15 años. Así lo recoge el pliego de cláusulas administrativas y técnicas de este proceso de adjudicación del derecho de concesión demanial sobre este inmueble de titularidad municipal, que deberá destinarse a café-bar con posibilidad de restaurante y en el que el canon será el único criterio a valorar a la hora de la licitación.

En dicho pliego se especifica además que el adjudicatario deberá efectuar las obras necesarias de reparación y adaptación completas del inmueble por su cuenta. Una exigencia a la que se suma que, en la proposición, el aspirante deberá manifestar que conoce el estado y situación del inmueble y que no reclamará al Ayuntamiento talaverano por posibles defectos o deficiencias existentes en el momento de la toma de posesión del mismo, sino que deberán ser subsanados por el propio adjudicatario.

De hecho, este proceso de licitación llega tras una serie de trámites por parte del Consistorio talaverano para poder recuperar el quiosco, que se adjudicó el 30 de junio de 2016 por un periodo de 15 años. Sin embargo, como ya informó La Tribuna, ante problemas de impagos y el cierre del local sin tener conocimiento del propietario, y anta la falta de respuesta a los requerimientos realizados por este motivo desde el Ayuntamiento, se pidió al titular del contrato la entrega de llaves del quiosco «para tomar posesión de él de forma definitiva y sacarlo a otra nueva licitación». 

Este paso ha llegado no obstante una vez que se ha finalizado el expediente de recuperación del bien, que se encontraba en ese momento en manos de una persona distinta al titular del contrato, sin conocimiento por parte del Ayuntamiento.

En enero de este año se le notificó al nuevo titular que debía abandonar el quiosco, dando un plazo para la recogida de enseres de su propiedad, si bien ésta fue superior a la permitida, causando unos años que los técnicos han cifrado en unos 60.000 euros, cuantía que desde el Ayuntamiento de Talavera confirmaron que se reclamaría al adjudicatario de este espacio municipal, para lo cual ya se designó letrado para el procedimiento correspondiente.

Obras mínimas a realizar. En el actual proceso de licitación se establecen unas obras mínimas a realizar, de acuerdo con el informe técnico. Entre ellas figura el cerramiento del inmueble, con la reposición de la mampara acristalada que protegía el interior del quiosco; en materia de instalación eléctrica, hay que proceder a la reparación y conexión con los elementos existentes en paramentos y techos, los mecanismos y elementos de alumbrado, tomas de corriente eléctrica, cuadro general de protección y maniobra, y la instalación de detección de incendios y antiintrusión y audiovisuales.

En materia de fontanería, hay que instalar aparatos sanitarios, complementos de baño y material complementario, como latiguillos y desagües; es preciso restituir las puertas de baños y cabinas en el área de carpintería; y hay que pintar el conjunto del inmueble, reponer la tarima flotante en la zona de barra y perímetro, además de reponer el alicatado en los baños.

Una vez finalizado el plazo de concesión, el adjudicatario deberá reintegrar al Ayuntamiento el quiosco «en adecuadas condiciones de uso, haciendo entrega asimismo de las instalaciones fijas que posteriormente se hayan implantado en el local». 

Además, técnicos del Consistorio, antes de que finalice el plazo de la autorización, inspeccionarán el estado del inmueble y, en el caso de que así lo consideren, ordenarán las obras o trabajos de reparación que hayan de realizarse, a cargo del titular de la adjudicación.

Tal y como queda recogido en el pliego, el plazo para la puesta en funcionamiento de la instalación será de tres meses contados desde el otorgamiento de las licencias o autorizaciones municipales que fueran precisas.

El adjudicatario asumirá de igual manera los gastos de consumo de agua, energía eléctrica, teléfono así como de limpieza del local y cualquier otro vinculado al mismo. Además, no podrá ceder la explotación del local a terceros, salvo autorización expresa del Ayuntamiento.