scorecardresearch

España tomará medidas propias si no hay consenso energético

EFE
-

Sánchez hará una gira europea para lograr apoyos a su propuesta de reforma del mercado de la energía que permita reducir el precio de la electricidad y anuncia aumentará el gasto en Defensa al 1,24% en 2024

Sánchez hará una gira europea para buscar consenso energético - Foto: chema moya

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confía en el consenso europeo para avanzar en la reforma del mercado energético que rebaje la factura de la luz y emprenderá una gira por varios países para limar diferencias, pero está decidido a adoptar medidas unilaterales si no hay acuerdo.

En medio del debate sobre las consecuencias económicas de la crisis de Ucrania, las acciones en materia de energía fueron uno de los puntos clave de la cumbre de líderes de la UE de Versalles y lo van a seguir siendo en las próximas semanas

Sánchez lleva reclamando desde hace meses a la Unión Europea que se adopten medidas conjuntas para frenar los precios de la electricidad, pero esta cuestión ha cobrado una especial relevancia tras el ataque ruso a Ucrania.

Según expresó en rueda de prensa al término de la cumbre, está satisfecho de los avances que ha habido en la reunión de Versalles, pero insistió en que en este asunto hay "un partido de ida y vuelta" cuya primera fase se desarrolló en esta ciudad francesa y la segunda será en el Consejo Europeo de Bruselas del 24 y 25 de marzo.

 

Una gira para consensuar

Ahí es donde debe haber acuerdos concretos para reformar el mercado de la energía, y Sánchez pretende volcarse en los próximos días para lograr un amplio consenso y por ello anunció esa gira que le llevará a varios países para intentar acercar posiciones.

No precisó los países a los que viajará en esa gira, pero explicó que ya ha concertado detalles de algunas de esas reuniones durante la cumbre de Versalles.

Fuentes españolas precisaron posteriormente que la intención es visitar cuatro o cinco países tanto partidarios de llevar a cabo la reforma del mercado energético como otros que son más reticentes a las modificaciones que propone España.

"Hemos de tomar decisiones, medidas, porque estamos en una situación de emergencia", recalcó el presidente de Gobierno porque cree que hasta ahora no se está respondiendo de forma efectiva al problema de los precios desbocados de la electricidad y que se ha visto agravado con la crisis de Ucrania.

Sí reconoce que cada vez hay un mayor consenso entre los países de la UE en el diagnóstico de la emergencia, pero recalca que debe haber avances para diversificar las fuentes de suministro, hacer compras centralizadas de gas, impulsar las interconexiones y cortar el efecto contagio del precio del gas en la factura eléctrica.

Si no se adoptaran medidas concretas en la cumbre de Bruselas, Sánchez, en conversación informal con los periodistas al término de su rueda de prensa, afirmó que España adoptaría decisiones unilaterales.

El presidente del Gobierno aseguró que su Ejecutivo "va a hacer todo lo que esté en su mano" para defender a los ciudadanos, las industrias y las empresas "para que no sean rehenes del chantaje energético de (el presidente ruso, Vladimir) Putin a la Unión Europea".

Ante ese objetivo, pidió a la oposición que no use la guerra y sus consecuencias económicas para atacar al Gobierno, como cree que sí hizo con motivo de la pandemia de coronavirus, y "arrimen el hombro".

"Agradezco que no me insulten, pero estaría bien que por una vez en esta legislatura arrimaran el hombro en un momento tan crítico para Europa y para España", apostilló.

 

Gasto en Defensa

Sánchez expresó su satisfacción por el "mensaje rotundo de unidad" que cree que sale de la cumbre de Versalles frente a la invasión rusa de Ucrania, las sanciones que se deben mantener e incrementar hacia el régimen de Vladímir Putin y la ayuda al pueblo ucraniano.

Esa referencia le llevó a respaldar el aumento en 500 millones de euros del fondo europeo que está siendo utilizado para el envío de armamento a la resistencia de Ucrania.

En ese contexto, Sánchez asumió que la UE debe aumentar su gasto militar y recordó que tras el acuerdo de la cumbre de la OTAN en Gales para destinar el 2 por ciento del PIB a este objetivo, España prevé que en 2024 ese porcentaje esté ya por encima del 1,22%.

Aprovechó para reiterar el pleno compromiso de España para acoger a los refugiados que huyen de ese país ante el ataque de Rusia y el apoyo a lo que denominó la "perspectiva europea" de Ucrania.

Sin embargo, España, como la mayoría de socios comunitarios, rechaza una adhesión exprés de Ucrania a la UE y aboga por seguir los procedimientos fijados.

Otro aspecto que Sánchez considera esencial es que la Comisión Europea, tal y como han propuesto los líderes a propuesta de España, estudie cómo hacer frente al aumento de los precios de los alimentos y de los fertilizantes nitrogenados a consecuencia del conflicto en Ucrania.

Sánchez, que participó tras la cumbre en un acto de homenaje de la UE a las víctimas del terrorismo con motivo del Día Europeo dedicado a este colectivo, expresó su solidaridad con las familias de las víctimas del atentado yihadista que el 11 de marzo de 2004 causó en Madrid la muerte de 193 personas.