scorecardresearch

Extremadura estrena tren rápido con el primer tramo en el aire

C. S. J./Efe
-

El Ministerio solo precisó ayer que el tramo entre Madrid y Oropesa del corredor extremeño de Alta Velocidad sigue en fase de estudio informativo. El trayecto Talayuela-Cáceres se encuentra en obras

Extremadura estrena tren rápido con el primer tramo en el aire - Foto: EFE

Extremadura estrenó ayer su tren de altas prestaciones, una avanzadilla de lo que sería el AVEentre Madrid y Badajoz, que se presenta todavía incierto. El Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, encabezaron la comitiva inaugural de este primer tramo del AVEextremeño, que de momento se queda en altas prestaciones y que ni siquiera llega a cubrir todo el trazado en Extremadura. 

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, destacó ayer tras el viaje inaugural entre Cáceres y Badajoz la importancia de este primer paso, pero no precisó más con respecto a la finalización de la línea. El Ministerio recordó ayer que además de este primer tramo entre Plasencia y Badajoz, quedan otros dos, el Talayuela-Cáceres, que se encuentra en obras, y el más retrasado, entre Madrid y Oropesa, con paso por Talavera, que sigue todavía en fase de estudio informativo.

Sánchez adelantó que los tiempos de viaje que irán mejorando, junto a la comodidad, los servicios y la sostenibilidad ambiental porque, vendrán más mejoras como la electrificación de este tramo el próximo año o la finalización del resto de tramos hasta Madrid, para cuyos avances el Ministerio está trabajando de forma intensa para que tengan lugar lo antes posible, informó en la tarde de ayer su departamento.

Según la titular de Transportes, por primera vez, los tiempos de trayecto entre Cáceres, Mérida y Badajoz serán más competitivos en tren que en vehículo privado. En concreto, gracias a la puesta en marcha de este primer tramo se reducirá en 51 minutos el tiempo de viajes entre Badajoz y Madrid, en 44 minutos entre Monfragüe y Badajoz, en 25 minutos entre Badajoz y Cáceres o en 20 minutos entre Cáceres y Mérida.

El viaje inaugural no estuvo ayer exento de polémica. Alrededor de medio centenar de personas pidieron que no haya «más mentiras» respecto al servicio ferroviario extremeño, en una concentración a las puertas de la estación de Cáceres, donde comenzaba el viaje inaugural de la llamada primera fase de la línea de alta velocidad de Extremadura.

Momentos antes de que Felipe VI, junto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y otras autoridades montaran en el tren, diversas plataformas ciudadanas, como Milana Bonita, protagonizaron una protesta a la que se sumaron políticos de Podemos y los regionalistas de Levanta Extremadura.

En ella se  reclamaba la vertebración de Extremadura con una infraestructura del siglo XXI al grito de «más inversión y menos corrupción». «Hoy no se salda la deuda que este país tiene con el ferrocarril extremeño porque sigue siendo un tren con numerosas deficiencias; queremos un tren que nos vertebre, nos conecte, no cierre parada y que sea sostenible», ha dicho la portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel.

Entre los manifestantes se encontraban personas de varios puntos de la región, como Navalmoral de la Mata, que reclaman el soterramiento del nuevo trazado ferroviario a su paso por la localidad.