scorecardresearch

Sabrido saca adelante un presupuesto que es «la leche»

LT
-

La abstención del no asdcrito y la ausencia de Paños por enfermedad hizo que al PSOE le sobrarán votos para aprobar unas cuentas muy criticadas por la oposición

Sabrido saca adelante un presupuesto que es «la leche» - Foto: Yolanda Lancha

La abstención del concejal no adscrito y la descortesía parlamentaria del PSOE (aprovechando la falta de Esteban Paños cuando podía haber recurrido al voto de calidad) facilitaron ayer la aprobación inicial del proyecto de presupuestos 2022 del Ayuntamiento de Toledo con 12 votos a favor (y 11 en contra). José Pablo Sabrido, concejal de Hacienda, afirma que los presupuestos no son malos ni electoralistas, pero si la oposición los critica por eso significa que «son la leche» ya que van a servir para ganar elecciones dentro de año y medio, así que «mejor que mejor aunque no sea el objetivo». Vamos que son «magníficos».

Cuenta Sabrido que es un presupuesto de 114 millones a la medida de las necesidades de la ciudad y sus vecinos en este trance de la pandemia y otros sucesos como Filomena y la Dana. Asegura que está nivelado en ingresos y gastos, con garantías de estabilidad tras «la buena gestión» de pasados años lo que permite recurrir al crédito de 17 millones. Añade que no incrementa la presión fiscal, que propone inversiones para todos los barrios (lee la lista), dinamiza la economía, fomenta la creación de empleo, regenera el espacio urbano, garantiza servicios de calidad, cuida la cultura, da atención social y se incrementará con fondos europeos.

El portavoz del PP, Juan José Alcalde, opina que los presupuestos «llegan tarde» y son más de lo mismo añadiendo un préstamo. Los tacha de electoralistas, afirma que no atienden demandas de los ciudadanos y que se sustentan en una previsión irreal de ingresos. Echa en falta acuerdos con otras administraciones y  participación de la oposición, al menos al PP no le han llamado para negociar por «radicalismo político» y falta de talante, además se rechazan las enmiendas «sencillamente porque son del PP» mientras le dan al no adscrito migajas para ganarse su voto, un ex de Vox que deberán explicar a sus votantes esa cercanía.

Dice que las enmiendas del PP eran para hacer mejor el presupuesto y transformar la ciudad frente a  un Gobierno sin ideas, cansado, que no da solución a problemas guardados en un cajón años. Denuncia que se han reducido las partidas de bienestar social, atención a la infancia, Cáritas, la ayuda a las empresas, a la juventud. Hay inversiones no cuantificadas y se hace imposible exigir su cumplimiento. Le preocupa que no haya nada para Palomarejos. Lamenta que el concejal de Limpieza no ha pasado por las comparecencias para explicar las cuentas a la oposición de un servicio que deja mucho que desear y da una imagen mala de la ciudad.

Por Ciudadanos, Araceli de la Calle considera que los presupuestos son más que cuadrar cuentas, es una herramienta para el futuro que no se utiliza de forma efectiva. «Decir que sí a todo», le afea al no adscrito, no ayuda a la ciudad. Pide que se dibuje el modelo de ciudad, que se reúna el Consejo Social, y lamenta que se pierda el tiempo y se repitan errores. Reconoce que la covid, la nevada o las riadas han dificultado el trabajo del Gobierno. Pregunta por qué hay 9 millones del préstamo sin especificar su destino que les genera «una gran incertidumbre». Recuerda que hay reivindicaciones vecinales que nunca se atienden, como el centro de mayores de Buenavista. Defiende que sus enmiendas eran para eso, para responder a demandas reales, «sensatas», para todos los barrios y por ser acuerdos aprobados en Pleno incumplidos. Espera por el bien de Toledo que los nuevos fondos europeos se gestionen de forma transparente.

Desde IU-Podemos, a José María Fernández no le gusta el modelo de ciudad que dibuja el presupuesto. Incrementa 7 millones el dinero que va a empresas privadas que gestionan servicios públicos, entre otros Ayuda a Domicilio, garantizando el beneficio.  Además ve inversiones para facilitar el trabajo de las concesionarias cuyos contratos no se fiscalizan adecuadamente. Insiste en recuperar la gestión pública directa. Cree que el aumento de obras un 94% es excesivo porque solo cambia calles, «no conciencias», y se remite a Cáritas para confirmar que se incrementan la pobreza y los «trabajadores pobres». Recuerda que los planes de empleo se saturan y opina que falta inversión social.

En Vox, a María Ángeles Ramos no le gustan las cuentas hechas con prisas, fuera de plazo, obligando a trabajar en Navidad y enmendadas «incluso» por el PSOE. Ve el préstamo mal definido en su destino y barrunta que será «electoralista» y lo tendrá que pagar el próximo Gobierno. Los tacha de continuistas, ineficaces para lo problemas de vecinos y empresas, cuadrados con ingresos irreales y llenos de  gastos improductivos. Lamenta que no recogen la recomendación de Intervención de «suprimir» el patronato de Turismo e integrarlo en el Ayuntamiento y dice que igual que el Deportivo o el Rojas son un pozo sin fondo.

El concejal no adscrito, Luis Miguel Núñez, aprueba las cuentas por «responsabilidad» y los considera presupuestos «sencillos» de acordar por las inversiones que contiene en beneficio de la ciudad, por eso lamenta que el resto miran «otras cuestiones» para oponerse. En resumen hace una defensa del proyecto como si fuera miembro del Gobierno para justificarse, aunque dice que no da un cheque en blanco sino que vigilará que se ejecute lo aprobado.

Sabrido, PSOE, agradece las enmiendas aceptadas, le gusta el tono del debate pero avisa que va a ser «duro» en la réplica. Explica que el préstamo es necesario para inversiones y se puede pedir porque no hay deudas y lo va a pagar Toledo.

Al PP indica que no ha negociado con ellos por la enmienda a la totalidad y que la ciudad es ejemplo de limpieza. Está seguro de que no querían mejorar sino «torpedear» el presupuesto. Lamenta que quitaban de cultura, festejos, publicidad…

Con Ciudadanos se siente decepcionado cuando está de acuerdo con 13 de sus enmiendas y en otras 12 se ofreció el pacto pero ellos se negaron. Teme que sus concejales tratan de salir del «lado oscuro» cada uno como pueda.

A IU le recuerda que los servicios públicos por medio de empresas privadas en algún caso son inasumibles para el Ayuntamiento como el agua o los autobuses pero asegura que las cuentas se hacen para garantizar la calidad que reciben los vecinos, no para beneficio del empresario.

Pregunta a Vox si reconocen la utilidad de los patronatos y subraya que no apoyan ninguna inversión, no sabe qué gastos improductivos critican y las enmiendas quitan dinero de cultura, de juventud, de festejos, de Alfonso X, de cooperación y de atención al ciudadano. Por último agradece al no adscrito su receptividad y dice que él no se ríe (otros lo hicieron en este punto).

segundo turno. En el segundo turno el PP lamenta que sus enmiendas chocan con «un muro» y que el presupuesto sale con «el bastón» del no adscrito e insta a que se ejecute lo que se aprueba trabajando desde el primer día aunque no sea lo mejor para la ciudad.

Cs niega estar en el lado oscuro y explica que su voto negativo es porque no le han aceptado  enmiendas, se pierden oportunidades de atender demandas pendientes de atender y se repiten promesas de inversión no reflejadas y que no obligan a nada.

IU cree que enmiendas cortas de miras no cambian nada el modelo de ciudad y aboga por que los fondos europeos deben ir a la transformación industrial con empresas que den calidad de empleo.

Vox sobre los patronatos dice que no es acabar con ellos sino mejorar su gestión y que sus enmiendas quitaban de muchas áreas y daban el dinero a becas, familias, infancia y gasto social. Núñez informa que nadie le va a decir qué votar.

Sabrido cierra diciendo que su único interés es Toledo y es obligación de los 25 mejorar la ciudad,pide que se alegren todos cuando salen bien las cosas o se reciben premios, espera que les digan cuando se equivocan porque no son infalibles. Del modelo de ciudad destaca el motor laboral que es la ciudad con 65.000 puestos de trabajo, se declara en contra de obras faraónicas, afirma que han programado inversiones importantes y lamenta el tiempo perdido negociando por la intransigencia de Cs.