scorecardresearch

El rapapolvo de Ontígola por el desfase del padrón

J.M.
-

El Ayuntamiento advierte de que casi la mitad de los vecinos no figuran en el empadronamiento. El déficit supone un lastre para costear los servicios municipales

El rapapolvo de Ontígola por el desfase del padrón - Foto: Yolanda Lancha Redactora gráfica LA TRIBUNA

El Ayuntamiento de Ontígola publica siempre mensajes concisos. Apenas unas líneas de texto para informar a los vecinos de cualquier incidencia o novedad. Pero ha hecho una excepción. De modo educado, formal y documentado, ha venido a echar un rapapolvo a los residentes sin empadronar; probablemente, casi la mitad de los vecinos.

A 10 de junio, Ontígola suma 4.951 habitantes empadronados. En 2021, según el número de vecinos registrados, el Ayuntamiento recibió un ingreso de 928.175,10 euros en el presupuesto municipal, que, en total, alcanza los 4 millones de euros. De esta manera, el reparto de las administraciones superiores por la población representa casi el 25 por ciento.

«Ontígola tiene muchos servicios pero también muchas carencias, carencias marcadas por el desfase entre la población real y la oficial. Es la realidad de un municipio que sigue creciendo, que encuentra su principal obstáculo en la barrera de las competencias en Sanidad y Educación estando, como estamos, aledaños a un municipio mayor y de otra comunidad autónoma (Aranjuez). Estas, la sanidad y la educación, son las dos variables que hacen que tengamos tan alto número de personas no empadronadas», explica el equipo de Gobierno encabezado por Engracia Sánchez.

«Los nuevos desarrollos industriales que se están comenzando a realizar en nuestro polígono aumentarán el número de población, el valor de nuestras viviendas. Pero todo desarrollo debe ir acompañado del compromiso de tributar de cada ciudadano en aquel lugar en el que reside. Porque solo así, se verá incrementada la calidad de los servicios de un ayuntamiento que, a pesar de las quejas de muchos, tiene a día de hoy la realidad que tiene», reflexiona el Ayuntamiento.

En este sentido, el Consistorio presume de disponer de servicios que corresponden a localidades con un mayor número de empadronados. Y aporta datos de gastos, como los 148.588 euros en el servicio interurbano o los 48.490 euros en el escolar. O la recogida de residuos: 350.000 euros para la población real de Ontígola.

El Ayuntamiento calcula que la población real supera los 9.000 habitantes. Pero el personal municipal es el mismo que hace 13 años, cuando había solo 3.000 vecinos. La tasa de reposición obstaculiza la contratación de operarios, por lo que el Consistorio debe recurrir a empresas externas para servicios como las podas, los desbroces o la limpieza viaria. Con un cargo de 350.000 euros en el presupuesto anual.

El desfase entre ingresos y gastos de la guardería, la escuela de música o el personal de ayuda a domicilio sustentan la queja amarga del Ayuntamiento por un empadronamiento deficitario.

ARCHIVADO EN: Ontígola, Sanidad, Educación