scorecardresearch

La AHT considera «insuficientes» las ayudas de la Junta

M.G
-

El presidente de la Asociación de Hostelería valora «el esfuerzo» de la administración regional, pero reclama «ayudas a fondo perdido» en función de las pérdidas de 2020

La AHT considera «insuficientes» las ayudas de la Junta - Foto: Yolanda Lancha

Los hosteleros miran el calendario todos los días y siguen muy pendientes de los datos de la pandemia para saber cuándo podrán abrir sus negocios y volver a cierta actividad. Entienden las circunstancias sanitarias y  no se cansan de repetirlo, pero subrayan que su situación es agónica y apenas mejora con las medidas de las administraciones. La última de ellas,  65 millones de euros para los sectores económicos más castigados por la crisis derivada del covid, tampoco  salva la situación. «Sabemos el esfuerzo de la Junta con unas ayudas que son las más cuantiosas a nivel nacional, pero insuficientes porque llevamos muchos meses de restricciones a nuestro trabajo», explica el presidente de la Asociación de Hostelería de Toledo, Tomás Palencia.

El sector está muy preocupado por su futuro y por la posibilidad de que muchos negocios tengan que echar el cierre si la situación no mejora. Por este motivo, Palencia sostiene que la ayuda de la Junta, que se cobrará en función del número  de trabajadores - que oscilará entre los 2.000 euros y  los 10.000 euros, esta última para los negocios con más de diez empleados- debe, al menos, «no dejar a nadie fuera» porque serán muchos los hosteleros que cumplan los requisitos como beneficiarios y hay que tener en cuenta que  la subvención va dirigida también a otros trabajadores autónomos, como los comerciantes, entre otros.

Dada la situación, lo  hosteleros consideran que lo más adecuado sería que el Gobierno regional fuese adaptando «parte de su presupuesto» en función de la crisis económica que ocasiona la pandemia y las restricciones sanitarias para intentar acabar con ella.

Por otra parte, Palencia insiste en que la mejor medida directa para su sector, que arrastra «pérdidas del 40% el año pasado» -un porcentaje que aumenta en el Casco- es abrir los negocios de nuevo. «La ayuda de verdad sería que nos dejasen trabajar», pero en la asociación saben de antemano que el aumento de los contagios y la situación epidemiológica que está viviendo Toledo mantendrá restricciones hasta que la situación mejore.

Si bien, el presidente de la Asociación de Hostelería considera que otra opción que ayudaría a salvar, en buena parte, al sector sería que la administración atendiera la petición que lleva tiempo circulando, «que se tramiten ayudas a fondo perdido» basada en la pérdida de facturación del año pasado en comparación con el anterior. En este caso, Palencia calcula que si se emitieran subvenciones por «un 20% de las pérdidas» servirían, al menos, para cubrir los costes fijos de la actividad que lastran al sector desde hace diez meses.

Los hosteleros llevan meses alertando de lo «temerario» que se resulta dejar sin actividad al sector por las consecuencias económicas. Palencia cree que la hostelería debe dejar de estar en la diana porque los establecimientos garantizan seguridad y se producen menos contagios que en los domicilios. Si bien, miran a algunos países de Europa, como Francia o Alemania, en los que los bares y restaurantes están cerrados, pero hay suficientes ayudas.

Nuevo colectivo. Cuántos más, mejor, suele decirse en muchos casos. El sector hostelero se siente muy hostigado desde hace meses y continúa luchando por mantener a flote sus negocios. Al margen de las movilizaciones ya iniciadas en otoño,vuelven asomarse nuevas propuestas, esta vez de la mano de una nueva plataforma formada por hosteleros toledanos para «actuar unidos ante la nefasta gestión de la pandemia», apuntaron recientemente en un comunicado, con lo que creen necesario celebrar dos marchas como protesta mañana y el próximo viernes.

En principio, este nuevo colectivo nace al margen de la Asociación de Hostelería de Toledo, pero desde esta última se subraya su apoyo y la coincidencia de las reivindicaciones. «Nosotros hemos ofrecido asesoramiento jurídico e incluso la creación de un grupo de trabajo conjunto», explica el presidente del colectivo, Tomás Palencia.

«Vamos a ir a esas movilizaciones», reconoce Palencia, aunque todo indica que habrá un respaldo individual  esas marchas en señal de protesta, ya que no se organizan desde la asociación,  y a otras  iniciativas que se vayan planteando, como la realizada el domingo abriendo simbólicamente los negocios como reivindicación ante todas las administraciones.

En este sentido, son muchos los hosteleros asociados que también forman parte ya de la nueva plataforma que solicita medidas económica, que se flexibilice el acondicionamiento de terrazas y se suspendan las tasas e impuestos.