scorecardresearch

Fedeto cree que «es complicado aunar voluntades con el POM»

Mario Gómez
-

La patronal subraya su demanda de suelo industrial y residencial, y vaticinan que con lo que avanza el POM, no se van a alcanzar los 100.000 habitantes «rápidamente»

El barrio de Santa María de Benquerencia experimentará una ampliación en la zona industrial. - Foto: Yolanda Lancha

El Plan de Ordenación Municipal (POM) continúa su progreso dentro de la fase de consulta pública para la ciudadanía. Este avance de lo que será el plan que rija los derroteros de la ciudad, está abierto a que la ciudadanía y diferentes colectivos aporten propuestas para añadir mejoras al planteamiento presentado por el Ayuntamiento. Un proceso de información pública al que se encuentra sometido, y por el que ya ha sido expuesto a diferentes colectivos y asociaciones para que conozcan los pormenores del mismo.

Como no puede ser de otro modo, el colectivo empresarial también pretende poner voz a las necesidades que la patronal plantea para la ciudad en los años venideros.

De este modo, tras una reunión presencial y telemática, en la que representantes del Ayuntamiento expusieron en la sede de Fedeto el avance del POM, el secretario general de la federación, Manuel Madruga ha valorado la redacción del mismo. En primer lugar ha dejado claro que cuando se apruebe el citado avance «habrá que comenzar la redacción desde 0», por lo que el dirigente de la patronal vaticina que no estará listo para implantarse antes de 2026, «o 2025 como pronto», lo que implica al menos tres o cuatro años para la redacción definitiva del proyecto.

Madruga desgrana que se trata de un avance de un documento con un afán «menos expansivo» que el derogado en 2018, y pormenoriza los objetivos que arroja un POM para desarrollar en una ciudad con una demanda de viviendas «muy alta», lo que el planteamiento que propone, mejoraría el acceso a la vivienda.

Además, la patronal se muestra favorable a la idea de recuperar la «relación con el río» algo que valoran muy positivamente, así como apostar por un Toledo «más compacto y cohesionado» algo que según su secretario general será favorable para todos los ámbitos de la sociedad toledana.

Un proceso de información pública, en el que se encuentra inmerso el POM y en el que avanza Madruga que «es lo suficientemente complicado como para poder existir la unidad de todas las voluntades», por lo que no emite una voz única en cuanto a necesidades sino que espera que sean los propios empresarios los que analicen cómo influirá el planteamiento en su opción de negocio, y en base a eso «realizar las aportaciones oportunas». Como punto de partida común encuentra que «el empresario siempre quiere más suelo industrial y residencial», explica, desgranando que el avance del POM recoge uso residencial en diferentes zonas de la ciudad, uso terciario por valor de 178.000 metros cuadrados en el entorno del Parque Comercial Abadía, y 3,6 millones de metros cuadrados principalmente en la ampliación del Polígono Industrial.

El secretario general de Fedeto, también expone la necesidad de regenerar barrios como Palomarejos, Santa Teresa o Santa Bárbara, así como el caso particular del Casco Histórico, donde «hay que ser capaces de compatibilizar el desarrollo cultural y la convivencia de los vecinos».

Una ciudad que abarca «muchos kilómetros lineales», y en la que recuerda que se cuenta con un alto valor arqueológico, por lo que no sería desdeñable que apareciera algún resto que obligara a contemplar alternativas.

Sea como fuere, lo que parecen tener claro desde la patronal es que el desarrollo e implantación de este POM, no va a permitir alcanzar los «anhelados 100.000 habitantes rápidamente», ya que al tiempo que se tarde en desarrollar e implantar, habría que tener en cuenta el condicionaste de la velocidad a la que pudiera desarrollarse la ciudad.