scorecardresearch

Una placa cerámica en el IES 'Juan de Mariana' conmemora sus 50 años

Leticia G. Colao
-

El centro acogió ayer el acto principal y más emotivo de su medio siglo y el descubrimiento de una placa conmemorativa al humanista talaverano que da nombre a sus instalaciones

La comunidad educativa del IES ‘Padre Juan de Mariana’ y los representantes municipales y regionales poco después de descubrir la placa cerámica en el centro. - Foto: Peña

Todo un año de actos, de conmemoraciones y de recuerdos, pero no fue hasta ayer, ya en el mes de octubre, cuando el Instituto de Educación Secundaria ‘Padre Juan de Mariana’ celebró el acto institucional de su 50 aniversario en las instalaciones del centro. Y no ha sido hasta el mes de octubre porque no fue hasta este mes, de 1965, cuando el que se convirtió en el primer centro público de enseñanzas medias de Talavera y de toda su comarca, abría sus puertas a una ciudad que le acogió como un gran acontecimiento social, cultural y sobre todo, educativo. Para festejarlo, los responsables educativos y municipales descubrieron una placa cerámica donada por el Ayuntamiento con la figura de Juan de Mariana, que desde mañana lunes observará a toda la comunidad del centro al que da nombre.

El director del instituto, Fidel Jerónimo Quiroga, dio la bienvenida a los presentes y reseñó la importancia del instituto en sus inicios y lo que ha conseguido medio siglo después, tras formar a 33.000 alumnos y contar con alrededor de 700 profesores, personal de administración y servicios. Jerónimo destacó la labor llevada a cabo por los primeros docentes del centro, dirigido en sus primeros años por José Fradejas -ya fallecido-, quien puso todo su empeño, experiencia e ilusión para levantar de la nada un centro cuyo mobiliario, incluso, estaba dirigido en un principio a otro centro. Así lo recordó su hija, Olga Fradejas, quien detalló ante los presentes la llegada de su padre desde Ceuta y su enfrentamiento a las adversidades de la época para convertirlo poco después, en un centro de referencia cultural y educativa.

Fue Fradejas, precisamente, quien eligió el nombre de ‘Padre Juan de Mariana’ para el primer y durante mucho tiempo, único instituto de enseñanzas medias de Talavera «atendiendo a su calidad de humanista», indicó su hija, y a la importancia de su figura en la historia.

Olga Fradejas recordó además los esfuerzos de su padre y de todo el claustro que le acompañó en los primeros pasos, incluso, indicó, pese al retraso en el pago de sus sueldos como docentes. No obstante, aseguró que el ‘Mariana’ fue «la niña de sus ojos» y destacó la «labor social y formativa» del centro en sus numerosos alumnos.

Junto a Fradejas en el primer claustro estuvo el profesor Antonio Aranda, quien recordó ante antiguos directores y profesores actuales y del pasado del ‘Mariana’, que las primeras clases del instituto en la ciudad se compartieron con las obras que remataban un edificio «bonito, práctico y luminoso», el antiguo centro de PíoXII.  Allí, llevaron toda su ilusión un grupo de docentes procedentes de muchas partes de España, que se unieron a los talaveranos y a nombres tan importantes en la historia de la ciudad como Manuel Sáinz-Pardo, que ofrecía clases de Religión.

La apertura de este instituto en la ciudad fue mucho más que un acontecimiento educativo, y los alumnos, recordó, «colaboraban para hacer las clases más amenas, divertidas y provechosas». No fueron los únicos. Los profesores, explicó, pasaban muchas más horas de las obligadas en el interior del centro y entre todos consiguieron dar vida a un proyecto que este 2015 celebra su medio siglo de vida.

Fueron importantes estos primeros años, afirmó Aranda, pero «nosotros sólo desbrozamos un campo que vosotros -a los compañeros que vinieron después, muchos allí presentes- habéis fructificado y que ahora dejáis preparado para los próximos 50 años».

Más actos. El acto contó también con la presentación de una revista de los profesores José María Gómez y Francisco Peñalver. Pero aunque fue el acto central, no fue el último. Los 50 años del ‘Padre Juan de Mariana’ continuarán el próximo 8 de noviembre con una carrera atlética que unirá el instituto actual y el antiguo -en Pío XII- en un recorrido de unos seis kilómetros. El 11 de diciembre finalizará con un concierto de villancicos y la presentación del libro conmemorativo del 50 aniversario.

Al acto asistieron también los concejales de Educación y Artesanía, María Victoria González y José Luis Muelas, respectivamente, y el delegado de la Junta en Talavera, David Gómez.