scorecardresearch

La profesión médica recuerda al pediatra Federico Domínguez

La Tribuna
-

Domínguez Santurino, pediatra del Hospital Nuestra Señora del Prado, falleció en diciembre de 2020 víctima del Covid contraído en el ejercicio de su profesión

La profesión médica recuerda al pediatra Federico Domínguez

El Consejo General de Médicos (CGCOM) ha rendido un homenaje a los 125 médicos y médicas fallecidos por la COVID-19, en un acto, celebrado antes de la VII Convención de la Profesión Médica, al que han asistido más de 500 personas entre profesionales médicos, autoridades, juntas directivas de los colegios de médicos y  familiares de los fallecidos. Entre los homenajeados se encuentra el doctor Federico Domínguez Santurino, pediatra del Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, que falleció en diciembre de 2020 víctima del Covid contraído en el ejercicio de su profesión

El homenaje ha sido conducido por el periodista Ernesto Sáenz de Buruaga quien ha resaltado "el ejemplo de vida que suponen los médicos que dieron su vida durante la pandemia para salvar a otros". Además, ha contado con la participación de los miembros de la Comisión Permanente del CGCOM, encabezados  por su presidente doctor Tomás Cobo.

Durante el encuentro las familias han estado acompañadas por los miembros de las juntas directivas de los colegios de médicos a los que pertenecían los colegiados.

Así, la presidenta del COMT, Dra. Natividad Laín y otros miembros de la Junta Directiva han acompañado a los familiares de los doctores: Carlos Torres del Pozo; Carlos de Aragón Amunárriz; César Augusto Cueva Alcántara ; Miguel Ángel Peiteado Martínez , todos ellos de Atención Primaria, y el pediatra del Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera, Federico Domínguez Santurino, que fallecieron en acto de servicio y han recibido el homenaje de la profesión.

Las medallas que les acredita como Colegiado de Honor con Emblema de Plata han sido recibidas por : Fernando Domínguez Barroso, hijo del Dr. Federico Domínguez Santurino; Jaime Torres Díaz, hijo del Dr. Carlos Torres Del Pozo; Celsa Peiteado Morales, hija del Dr. Miguel Ángel Peiteado Martínez; Ana María Tavera Conde, viuda del Dr. César Augusto Cueva Alcántara y por la Dra Laín que ha recogido la del Dr. Carlos de Aragón Amunárriz.

Durante su intervención, el secretario del CGCOM, el Dr. Rodríguez Vicente, impulsor de la iniciativa, ha expresado que la profesión médica "ha pagado un gran precio durante esta pandemia, jornadas sin descanso, que han añadido al agotamiento físico y el agotamiento psíquico con niveles elevados de ansiedad, depresión, estrés postraumático, impotencia, burnout … etc". Y caalificó el acto como "un sincero homenaje a los 125 compañeros que, en ejercicio de su lealtad médica, antepusieron sus valores profesionales al servicio del ser humano y de la sociedad frente a sus intereses personales. Fallecieron en acto de servicio intentando paliar los efectos de esta pandemia que nunca imaginamos iba a ser tan devastadora e iba a cambiar nuestras vidas".

En nombre de todos los familiares, ha hablado el Dr. José Manuel de la Fuente Martín, viudo de la Dra. Eliecer Martina López Muñoyerro y también médico, quien expresó su agradecimiento al CGCOM y a los colegios de médicos por "reconocer y homenajear la memoria de nuestros seres queridos. Gracias por este recuerdo tan emotivo y merecido".

"Mi mujer, mi marido, mi padre, mi madre, mi compañero, mi hijo… Son pérdidas irreparables para todos los que estamos hoy aquí presentes. Pero tenemos la certeza que, aunque no estén en cuerpo, su espíritu y ejemplo nos acompañarán siempre a nosotros, a los médicos, a los que ahora están estudiando y a todos los que vendrán", ha expresado.

Para el Dr. de la Fuente "nuestros seres queridos cumplieron con su obligación profesional, ética y deontológica, con plena dedicación y entrega hasta dar su vida por sus pacientes y por ayudar a los demás. Esta actitud de servicio nos debe de servir de ejemplo para practicar la ética de la virtud con respeto y compromiso".

Finalmente, el Dr. Tomás Cobo, presidente del CGCOM, ha dedicado su intervención a los familiares de las víctimas haciéndoles llegar que "no hay palabras que podamos decir para aliviar el dolor de la pérdida, ni nada que podamos hacer para traer a vuestros seres queridos a la vida y tenerles a nuestro lado; sin embargo, ellos fueron tocados por el don de la ejemplaridad y de la profesionalidad, algo que muy pocos seres humanos tienen y que será fuente de inspiración de muchas generaciones que aún no han nacido".

Estos 125 compañeros "no se desvanecerán de nuestra memoria, seguirán viviendo en las sociedades a las que pertenecieron y seguirán generando humanidad, dignidad bondad y ternura".