scorecardresearch

La fachada pintada de forma «clandestina» recupera su color

F. J. R.
-

La propiedad de edificio pintó antes del verano la fachada entre Alfonso X y Navarro Ledesma con franjas naranjas sin permiso de Cultura, cuando el Consorcio la dejó de color crema uniforme en 2018

La fachada pintada de forma «clandestina» recupera su color - Foto: David Pérez

El pasado mes de julio el Ayuntamiento de Toledo advertía que una «obra clandestina», sin licencia alguna, había cambiado en un edificio protegido del Casco Histórico los colores en sus dos fachadas, entre las calles Alfonso X y Navarro Ledesma.

La propiedad del inmueble procedió a pintar las dos fachadas sin permiso de Cultura, dejando unas franjas color crema y naranja en la pare inferior del edificio, que se había quedado en un color crema  uniforme tras la obra acabada por el Consorcio en 2018. 

También se cambió la puerta de entrada a las termas existentes debajo del inmueble y se puso una iluminación con motivos asiáticos. Un cambio de imagen que a ojos de los expertos en patrimonio del Casco no se ajustaba a los acabados que se marcan desde el Consorcio de rehabilitación.

Fachada a franjas de color naranja y crema el pasado mes de julio.Fachada a franjas de color naranja y crema el pasado mes de julio. - Foto: David PérezLos inspectores municipales procedieron en su día a inspeccionar el estado del edificio, también en su interior. Y faltaba que la Comisión Especial del Casco valorará la actuación de cambio de color de un bloque que cuenta con una catalogación 'P' de protección patrimonial.

Finalmente, la propiedad ha procedido a volver al color que quedó establecido tras la última obra oficial, con todos los permisos en regla, realizada por el Consorcio en 2018.

El problema, en realidad, no era tanto de color como de la composición. El Plan de Color del Casco Histórico, publicado por el Ayuntamiento y recogido en el Plan Especial del Casco, no recoge para la zona histórica de la ciudad la posibilidad de pintar los revocos a bandas, como ocurre en zonas de costa. Además, establece que toda solicitud de licencia para actuar sobre una fachada en este barrio debe ir acompañada por un informe cromático que justifique el nivel de intervención, materiales actuales y nuevos, así como un informe sobre los colores originales. Algo que en su día no se aportó.