scorecardresearch

Caos en Puente del Arzobispo por la avería de los semáforos

J.M.
-

La Guardia Civil ha intervenido durante este mes por la tensión entre conductores. El Ayuntamiento insiste, por las abundantes quejas, que competen a la Junta

El semáforo de El Puente del Arzobispo, ayer, apagado como desde hace un mes.

El arzobispo de Toledo y Duque de Estrada, Pedro Tenorio, mandó construir a finales del siglo XIV el puente que da nombre a la localidad. Por el arco mayor discurre el caudal del río Tajo. Sobre él, transitan los vehículos que comunican la Campana de Oropesa con La Jara toledana o con Extremadura. Pues bien, desde hace un mes, los semáforos que regulan el tráfico entre los dos sentidos están estropeados. Y hasta ha intervenido la Guardia Civil para aliviar las tensiones entre los conductores.

Así lo detallaba ayer a este diario la alcaldesa de El Puente del Arzobispo, Clara Isabel Casas, quien ha explicado esta semana a los vecinos que los semáforos situados sobre la CM-4100 competen a la Junta de Comunidades. A diario, el Ayuntamiento se pone en contacto con la Delegación de Fomento, pero no hay una solución para la avería. «Recibimos muchas quejas», lamenta la regidora, quien subraya que «se está formando cada cisco» con hasta 30 coches a la espera para cruzar de un lado a otro.

«No podemos hacer más de lo que estamos haciendo», recalca Casas y apostilla que el semáforo funciona desde hace más de dos años, pero con muchas interrupciones. «Más veces están mal que bien. Están más veces estropeados que funcionando», lamenta.

La carretera CM-4100 se estrecha en este puente, por lo que solo puede pasar un vehículo por el carril. Los semáforos, que funcionan con placas solares, dan paso alternativo a los conductores. La instalación llegó después de una prolongada demanda vecinal. El codo que forma la infraestructura impide organizarse correctamente entre los usuarios porque obstaculiza la visión.

La Guardia Civil ha intervenido durante este mes para regular el tráfico y aliviar las tensiones entre los conductores. «Pero no pueden estar todo el día», reconoce la alcaldesa de unos 1.200 empadronados, que da el teléfono de la Delegación de Fomento de la Junta a los conductores cuando llaman para protestar por la avería.

La alcaldesa llama la atención por el estado del asfalto en la CM-4100 a la altura del puente. «Está fatal», censura. Incluso ha enviado escritos por el deterioro del firme.

El puente no está incluido en el listado de Bien de Interés Cultural. La Viceconsejería de Cultura informó en febrero de 2019 del inicio de un expediente para declarar BIC esta obra de Pedro Tenorio, con la categoría de Monumento. En 2020, otra resolución del mismo órgano del Gobierno regional anunciaba que desistía del procedimiento al considerar más adecuada la iniciación de una declaración conjunta con la Junta de Extremadura.