scorecardresearch

«Cáritas no solo da ayuda; es una familia que nunca abandona»

J. Monroy
-

Marisa Martínez agradece a las empresas su colaboración con Cáritas e insta a las que todavía no lo están haciendo a que «me den una alegría»

Marisa Martínez recogió el premio de manos del presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, y de la responsable de administración de La Tribuna, Lucía Villa. - Foto: David Pérez

La que durante más de dos décadas fuera directora de Cáritas Diocesana de Toledo, Marisa Martínez, compartió este jueves el premio a los Valores Humanos en la Gala del XXVAniversario de La Tribuna con todos los voluntarios y trabajadores de Cáritas y con todas las organizaciones que se desviven para ayudar a los más necesitados.

Ella, recordó, llegó a Cáritas en 1992, iniciando su voluntariado de la mano del arzobispo Marcelo González. De aquello se cumplen ahora tres décadas. Pero no habría podido dedicar tantas horas y días a «la labor tan apasionante como es el acompañamiento, la escucha y la ayuda los más necesitados» de no ser gracias al apoyo de su marido. En ese tiempo, puso en marcha desde Cáritas iniciativas como el Hogar 2000 de lucha y prevención contra la drogadicción en Toledo.

Martínez también agradeció a las empresas y personas que con sus donaciones han ayudado. Pero, sobre todo, dio gracias a «las personas que vienen pidiendo ayuda, con la confianza de que en Cáritas, que es la Iglesia, no solamente les va a dar una ayuda económica o de alimentos, en Cáritas van a encontrar una familia que nunca les abandonará».

Su etapa como directora de Cáritas Diocesana se extendió por 22 años. Pero después Marisa Martínez no se ha separado del voluntariado, ni, por supuesto, de Cáritas. Actualmente, es coordinadora del Centro Diocesano de Distribución Virgen del Sagrario, desde el que se organiza la ayuda a más de 120 Cáritas parroquiales de la Diócesis, albergues y comedores sociales. De ahí que Martínez no desaprovechara la oportunidad de hablar ante mil personas que asistieron a la Gala de La Tribuna para pedir «a las empresas que nos estáis ayudando, que sigáis confiando en Cáritas, y a las que todavía no habéis empezado a ayudar, a ver si me dais una alegría y empezáis a colaborar».

Finalmente, Martínez, que recogió el premio de manos del presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez y de la responsable de Administración de La Tribuna, Lucía Villa, subrayó que «cuando pones tu mano en la mano del hermano, siempre te encuentras con la mano de Dios en la otra mano».